Saltar al contenido
12
Ago

¡Espeluznante hallazgo! Matan a machetazo limpio a dos venezolanos en Ecuador

Actualizado: 12/08/2019 10:05

Tras sostener una pelea entre paisanos, asesinan a dos venezolanos en Ecuador. El hecho se suscitó en la zona rural de Dumarí, jurisdicción del cantón Chilla, en El Oro.

Medios locales informaron que los organismos de seguridad localizaron los cuerpos en los exteriores de una vivienda, el paso viernes en horas de la mañana.

Las víctimas respondían al nombre de Efraín Gregorio Torrealba Alemán, de 29 años; y Nicson José Nava Delgado, de 21 años, ambos de nacionalidad venezolana.

Los vecinos del sector manifestaron que escucharon disparos después de las 08:30 y luego se acercaron para verificar el incidente. Allí encontraron a uno de ellos todavía con vida y con varios cortes de machete.

“Vivían cuatro venezolanos hace cuatro meses y trabajaban en una huerta. Esta mañana encontramos los cuerpos sin vida, tenían varios cortes en las brazos, rostro y cuello, parece que se ha originado una pelea que terminó con la vida de ellos”, señaló Flavio Nagua, morador del sector.

¿Paisanos asesinan a dos venezolanos en Ecuador?

Uno de los cuerpos estaba en la parte posterior de la vivienda y tenía varias heridas causadas por machetes, en su espalda tenía una herida por arma de fuego. El otro cuerpo lo encontraron en medio del pastizal, en la parte frontal de la casa y también tenía heridas en el cuello, rostro y extremidades superiores.

Moradores del sector señalaron que los cuatro hombres de nacionalidad venezolana nunca habían provocado alguna riña.

“Cada cuerpo tiene cuatro heridas cortopunzantes y uno de ellos tienes heridas de bala en el brazo y la espalda”, explicó el teniente Jorge Herrera, jefe de la Dirección Nacional de Muertes Violentas (Dinased) de El Oro.

Sospechosos escaparon del lugar de los hechos

Según los agentes policiales que realizaron las investigaciones, los otros dos extranjeros que vivían en el lugar abandonaron el lugar a bordo de una camioneta en horas de la mañana. Se presume que sacaron sus pertenencias después del hecho.

Entre las evidencias los agentes encontraron dos machetes con manchas de sangre. Los agentes policiales revelaron que la pelea habría empezado en la cocina donde se encontraron huellas de sangre y finalmente terminaron en los exteriores de la vivienda de construcción mixta. No se encontró el arma de fuego.

Fuente: La Patilla