Saltar al contenido
1
Abr

Estos son los 4 signos del zodiaco que tienen un corazón de hielo

Estos signos del zodiaco son fríos, distantes y en definitiva se caracterizan por tener un corazón de helado. ¡Descubre de quiénes se trata y por qué son así!

Aunque a unos les cuesta más trabajo que a otros, podríamos decir que todos tenemos ese rinconcito romántico y sensible en nuestro corazón, pues por más que nos distingamos por ser fríos y distantes, siempre habrá algo capaz de brindarle un poquito de calidez a nuestro interior.

No obstante, hay quienes los golpes de la vida les han dejado grandes lecciones y cicatrices y por más que intenten abrir su corazón ante nuevas oportunidades, les es difícil volver a confiar.

Ejemplo de ello son los siguientes signos del zodiaco, quienes se caracterizan por tener un corazón de hielo. ¡Descubre de quiénes se trata!

Capricornio

Capricornio ya no cree en cuentos de hada. A través de decepciones y dolor, ha aprendido que el “felices por siempre” es una falacia, o al menos la mayoría de las veces. No espera mucho de las personas ni de sus relaciones. Al tratarse de un signo bastante independiente, le es fácil mantenerse alejada de los demás.

Acuario

A Acuario le gusta vender la idea de que no necesita de nadie, sin embargo, las pocas personas a las que deja entrar a su corazón, terminan por descubrir que en realidad disfruta la compañía de otros. No le es fácil encontrar su lugar y prefiere tener todo bajo su control, no dejarse llevar por las pasiones (aunque a veces tiene sus lapsos de amor intenso) y mantenerse con la cabeza fría.

Virgo

Una vez que le han roto el corazón, es muy difícil que vuelva a confiar. No importa de quién se trate, es como si hubiera cerrado con varios candados y no será nada fácil que lo vuelva a abrir. Cuando se enamora se esconde, pues le tiene mucho miedo al fracaso y salir lastimado de nuevo.

Libra

Libra es como un maestro del disfraz. No importa cuánto lo hayan lastimado en el pasado, fingirá que todo está bien, sin embargo, no le abre su corazón a cualquiera y definitivamente le cuesta trabajo volver a confiar.