Saltar al contenido
Asteroide de dos colas
3
Sep

Extraño asteroide con dos colas desconcierta a los científicos

Actualizado: 03/09/2019 12:15

Un extraño asteroide con dos colas ha cambiado de color de la noche a la mañana y los científicos están desconcertado y le siguen el rastro.

La primera vez que los astrónomos se fijaron en 6478 Gault lo hicieron por un buen motivo. Este pedazo de roca espacial de unos 3,7 km tiene dos colas, algo extremadamente raro en asteroides rocosos. Por si eso no fuera bastante raro, ahora ha cambiado de color ante las narices de los astrónomos.

Asteroide de dos colas cambió de color

Es la primera vez que un asteroide cambia de color durante una observación en tiempo real. Los astrónomos del observatorio de Infrarrojos (IRTF) de la NASA en Hawái comprobaron que 6478 Gault tenía una tonalidad rojiza en el espectro infrarrojo. Apenas dos días después, el objeto muestra un vivo color azul en el mismo espectro.

6478 Gault es uno de los muchos asteroides que pueblan la región interior del cinturón de asteroides alrededor de nuestro Sol a unos 345,6 millones de kilómetros de la estrella que da vida a nuestro Sistema Solar. Normalmente, los asteroides rocosos no tienen cola. Esa característica es algo exclusivo de los cometas, cuya composición rica en hielo y polvo se sublima y hace que se emitan gases al acercarse al Sol. Pero Gault también emite polvo, y esa es la razón que condujo a su descubrimiento en enero de este mismo año.

El mismo estudio que ha descubierto el cambio de color en 6478 Gault ha comprobado que se trata de un objeto rocoso, no de un cometa. Curiosamente, la razón del cambio de color puede ser la misma que ha originado sus dos colas. Los astrónomos creen que el asteroide era rojizo debido al efecto que la radiación solar ha tenido sobre la capa de polvo (silicatos en su mayor parte) que lo recubre.

Pero esa capa de polvo es fina, y 6478 Gault gira inusitadamente rápido sobre sí mismo. Completa una rotación cada dos horas aproximadamente. Ese movimiento giratorio ejerce la suficiente fuerza centrífuga como para enviar al espacio la capa superficial de polvo rojo que lo recubre y dejar al descubierto minerales más claros.

¿Por qué ahora y no antes? ¿Por qué el cambio de color se ha producido tan rápidamente?

La respuesta sigue siendo el Sol. Una de las razones por las que los asteroides rotan sobre sí mismos es el denominado Efecto Yorp. La radiación solar no se absorbe de manera uniforme en la superficie de un asteroide. Con el paso de millones de años esa absorción genera un momento que hace rotar el asteroide cada vez más rápido. Cuando alcanza un punto crítico de velocidad, la fuerza centrífuga desnuda el objeto de sus capas superficiales.

La hipótesis no explica del todo por qué 6478 Gault tiene dos colas. Los científicos especulan con la posibilidad de que la rápida rotación del asteroide lo esté rompiendo. La forma irregular resultante es la causante de esa cola irregular separada en dos haces. El estudio sí que deja clara una cosa. El entorno del cinturón de asteroides es mucho más dinámico de lo que se pensaba.

Fuente: Gizmodo