Saltar al contenido
23
Ago

¡Fácil! Cómo encontrar una fuga del refrigerante en tu auto

Actualizado: 23/08/2019 13:32

Todos sabemos que cuando el sistema de refrigerante tiene una fuga, es realmente difícil de encontrarla, pero eso se acabó. Hoy aprenderás cómo encontrar una fuga del refrigerante automotriz.

El sistema refrigerante por agua es el que hace que el motor mantenga una temperatura estable, en pro del buen funcionamiento del auto y de tu seguridad.

Normalmente las personas se suelen dar cuenta que presenta una falla, porque el motor está presentando un incremento en la temperatura, está botando por debajo el líquido refrigerante o el radiador tienen bajo su nivel.

Cómo encontrar una fuga del refrigerante automotriz

Ante esto, y de acuerdo con cómo funciona un auto, vamos a detallar cómo se puede encontrar la fuga del refrigerante de un auto:

  • Al lado del bloque del cilindro se encuentran los tapones del núcleo, revísalos.
  • Chequea que las mangueras que hacen la función de conexión estén apretadas, pero sin que las abrazaderas estén cortando la goma.
  • También revisa la manguera a todo lo largo, sobre todo en aquellas partes donde se doblen, no vaya a ser que tenga algún desperfecto como una grieta o hueco.
  • Las conexiones que haya entre el refrigerante y el radiador deben ser inspeccionadas.
  • A esto se le suma, el tanque de recolección y su caño.
  • Revisa la bomba de agua, la carcasa del termostato y de la junta, chequeando que no tenga alguna grieta.

Si al aplicar este procedimiento, no encuentras fuga en el sistema de refrigeración de agua y la falla persiste, deberás aplicar la siguiente comprobación sistemática:

  • Deje que el motor se caliente. Esto hará que la presión del refrigerante se acumule, lo que forzará la salida haciéndolo por el sitio en el que tiene el daño hecho.
  • Los tapones del núcleo cuando se ven ante una fuga del refrigerante, llegan a llenar los agujeros que están en el bloque del cilindro.
  • También puedes usar un espejo y una linterna, para verificar si hay algún daño detrás del motor.
  • De igual manera, si crees que la fuga del refrigerante es interna, deja que el radiador se enfríe, luego retira la tapa y verifica si existen señales de aceite o burbujas en él, o en la cabecera del tanque.

Si consigues la fuga y observas que es mínima, podrás repararlo con un sellador que venden en las tiendas de productos automotrices.

De lo contrario, si es una fuga muy grande, o si al hacer todas estas pruebas no consigues la fuga del refrigerador de agua, deberás llevarlo al taller para que lo chequeen, detecten la falla y puedan solucionarlo.

Fuente: La Opinión