Saltar al contenido
asesinato de Laura Luelmo
7
Feb

Familiares de Bernardo Montoya comparecerán sobre el asesinato de Laura Luelmo

Los familiares de Bernardo Montoya, comparecerán ante la justicia española para esclarecer el asesinato de Laura Luelmo. El padre y las hermanas del culpable confeso del caso de la zamorana  serán testigos ante el Juzgado de Instrucción 1 de Valverde del Camino.

Según fuentes jurídicas, esta comparecencia sobre el asesinato de Laura Luelmo estaba prevista para mitad de enero, si bien hubo de suspenderse quedó fijada para este jueves.

Se trata de la primera declaración en el caso de Laura Luelmo, como testigos de estas personas en sede judicial, aunque ya en su día declararon ante la Guardia Civil.

Declaraciones en el asesinato de Laura Luelmo

En su primera declaración sobre el asesinato de Laura Luelmo, Manuel Montoya aseguró que cuando ocurrieron los hechos, vio a su hijo por última vez el miércoles 12 de diciembre, día en que desapareció Laura, sobre las 4:00 de la tarde, y que no volvió a saber de él hasta que se enteró de su detención por la prensa.

La joven zamorana estaba alquilando la casa

Asimismo, explicó que la casa en la que vivía Laura Luelmo fue de su propiedad hasta hace tres años cuando se la vendió a la profesora que posteriormente se la ofreció a la joven zamorana; y que la vivienda en la que estaba su hijo sí era suya, y se la ofreció para cuando saliera de la cárcel.

Por último, señaló que su hijo “nunca” le habló de la joven.

Cambio de versión sobre el asesinato de Laura Luelmo

Esta semana se conoció que Bernardo Montoya cambió su versión sobre lo sucedido y aseguró ahora que es inocente, y culpó de la muerte a una expareja suya; por lo que se espera que el Juzgado, una vez haya conocido este hecho, le cite de nuevo para que preste declaración.

Montoya habría explicado a algunos funcionarios de la cárcel Sevilla II, donde está recluido, y a su abogado, Miguel Rivera, que pese a que confesó “no quiere comerse un marrón” que no es suyo, y ha asegurado que quien presuntamente mató a la maestra fue una expareja suya, de nombre Juana, que conoció en la cárcel Puerto 3.

Según su relato, el 12 de diciembre “esa mujer fue a su casa y que, movida por los celos al verlo hablando con Laura cogió un martillo de una caja de herramientas y le dio un golpe en la cabeza”.

Montoya fue detenido el 18 de diciembre, seis días después de la desaparición de la joven, la cual se había desplazado hasta la provincia de Huelva para cubrir una baja en un instituto de Nerva, localidad vecina a El Campillo.

Bernardo Montoya se encuentra interno en la cárcel de Morón de la Frontera (Sevilla), tras su ingreso la madrugada del día 22 de diciembre en el módulo de enfermería del centro penitenciario de Huelva con un interno de apoyo para reforzar su vigilancia.

Montoya fue detenido el 18 de diciembre, seis días después de la desaparición de la joven

No obstante, dada la entidad del delito investigado en el caso, se ha considerado oportuno su traslado de la provincia de Huelva.

Fuente: 20 Minutos