Saltar al contenido
21
Oct

¡Furia desatada! Cuatro sicarios de Sinaloa protagonizan un suceso de horror

Actualizado: 22/10/2019 16:52

Cuatro sicarios terminaron detenidos por la policía en Sinaloa, luego de cometer el asesinato de dos hombres que iban a bordo de una camioneta. El suceso viene tras la ola de vandalismo desatada por la captura de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán.

Cuatro hombres armados, al parecer ligados con algún grupo del narcotráfico, fueron detenidos en el municipio de Escobedo, en el estado de Nuevo León en México.

Los hechos ocurrieron alrededor por la tarde sobre la avenida Puerta del Norte entre la carretera a Colombia y la carretera a Laredo, en la colonia Puerta del Norte Residencial.

Sicarios detenidos en Sinaloa tras matar a dos hombres

Según las primeras versiones, se informó que elementos de la policía de Proximidad de Escobedo escucharon las detonaciones y vieron una camioneta roja con hombres armados. Luego comenzaron a seguirlos y con apoyo de la Policía Federal los capturaron en un camino de la colonia San José de los Sauces.

Los uniformados desarmaron a los agresores originarios de Sinaloa, quienes traían armas calibre 9 milímetros.

Los detenidos son Roberto de 21 años, Jesús de 26, Rodolfo de 27 y Juan Carlos de la misma edad.

Una fuente aseguró que los ahora occisos serían Margarito Ávila García de 50 años, originario de Guerrero. Y Jorge Gerardo Garza Araujo de 49, de Monterrey. Ambos quedaron a bordo de una camioneta Ford Limited.

Al lugar llegaron elementos de la Policía municipal y ministerial para hacerse cargo de las investigaciones. Los cuerpos de las víctimas presentaron al menos 38 impactos de bala.

Caos por captura de Ovidio Guzmán en Sinaloa

El crimen se da luego que el pasado 17 de junio, Ovidio Guzmán, Ratón o Nuevo Ratón, fuera detenido y liberado por autoridades federales en la capital de Sinaloa, Culiacán.

El hecho provocó una serie de balaceras encabezadas supuestamente por Iván Archivaldo Guzmán Salazar, el Chapito. Los sucesos violentos dejaron un saldo de 8 muertos, 16 heridos y 51 reos prófugos.

Fuente: La Opinión