Saltar al contenido
11
Oct

¡Grave! Oracle suspende servicio a empresas de Venezuela

Actualizado: 11/10/2019 8:49

Este jueves 11 de octubre se conoció que Oracle suspende servicio a empresas de Venezuela. La empresa estadounidense proveedora de soluciones de computación de nube, bases de datos, gestión empresarial, soluciones de Business Inteligence y otras aplicaciones decidió cancelar todos los contratos con sus socios de negocios en Venezuela.

Los negocios con el país caribeño incluyen a bancos, industrias, cadenas comerciales y una diversidad de empresas, para cumplir con la Orden Ejecutiva N° 13.884 del presidente estadounidense Donald Trump.

Oracle suspende servicio a empresas de Venezuela

El sitio especializado BleepingComputer indicó que Oracle envió una comunicación oficial a sus clientes donde les dice que:

«El gobierno de Estados Unidos ha aumentado sustancialmente las sanciones a Venezuela en los últimos dos años. Más recientemente, el 5 de agosto de 2019, el presidente Trump emitió una orden ejecutiva que imponía sanciones adicionales al Gobierno de Venezuela. Como empresa de los Estados Unidos, Oracle está legalmente obligado a cumplir con esta orden».

«Con el fin de garantizar el cumplimiento de la Orden Ejecutiva 13.884 y las sanciones estadounidenses relacionadas con Venezuela, y de conformidad con la Sección R de nuestro Acuerdo Maestro de Distribución del 14 de marzo de 2018 y todos los Anexos y la Sección W del Acuerdo Mundial de Oracle PartnerNetwork, Oracle debe llevar a cabo un cierre ordenado de su negocio en Venezuela».

«Como parte de este proceso, Oracle debe rescindir los contratos mencionados anteriormente con usted y no puede entablar ningún negocio nuevo con clientes existentes o nuevos clientes, no vender ningún servicio, producto, hardware o software de Oracle a ningún cliente nuevo ni participar en ningún negocio nuevo con clientes existentes».

«En la medida en que existan obligaciones legales continuas con los clientes existentes, Oracle está evaluando los requisitos e impactos de las leyes y regulaciones de los EE. UU. Según cada caso y realizará un seguimiento con usted y / o el cliente, si corresponde, según corresponda. con orientación o instrucción adicional».

Suspenden uso de Adobe en Venezuela

Al igual que ocurrió con Adobe, Oracle no discrimina entre clientes relacionados con el Estado bajo la administración del gobierno de Nicolás Maduro y los que no tienen nada que ver con el sector público. Sin embargo, la Orden Ejecutiva 13.884 es taxativa en cuanto a su ámbito de aplicación contra el gobierno chavista y sus relacionados.

La OE define a los sujetos de las sanciones como el «el estado y el Gobierno de Venezuela, cualquier subdivisión política, agencia o instrumentalidad de los mismos, incluido el Banco Central de Venezuela y Petróleos de Venezuela, SA (Pdvsa), cualquier persona de propiedad o controlada, directamente o indirectamente, por estas entidades, y cualquier persona que haya actuado o haya pretendido actuar directa o indirectamente por o en nombre de cualquiera de las entidades anteriormente mencionadas, incluso como miembro del régimen de Maduro».

BleepingComputer dice en su nota que habló con al menos un cliente de Oracle que recibió la comunicación firmada por Marcia Solveria, vicepresidenta senior, consejera general regional y gerente de la oficina regional de Ética y Cumplimiento de Oracle, aún cuando la multinacional proveedora de tecnología está consciente de que este aliado no tiene nada que ver con el gobierno de Maduro.

Se encienden las alarmas

Al igual que ocurrió con el caso de Adobe, la salida de Oracle de Venezuela generó alarma en redes sociales. La preocupación se desata porque se trata de uno de los proveedores de soluciones empresariales más relevantes del país.

Esta situación genera preocupaciones mayores, porque Microsoft, IBM e incluso la alemana SAP podrían tomar decisiones similares. Esto provocaría una verdadera crisis de servicios tecnológicos en el país, especialmente en el muy golpeado sector corporativo.

La situación también eleva considerablemente el riesgo de las empresas, porque podría afectar operaciones críticas en todas las áreas fundamentales de los negocios, especialmente en la gestión crítica de datos y soluciones de productividad.

Fuente: Banca y Negocios