Saltar al contenido
29
Nov

Hilda Abrahamz sigue levantando pasiones a sus 60 años (Fotos)

A través de su cuenta en la red social Instagram, la actriz venezolana Hilda Abrahamz, dejó a sus seguidores pasmados al publicar una foto con traje negro que demuestra lo dura que está a los 60 años.

Hilda Abrahamz, es una de las primeras actrices más destacadas del entretenimiento venezolano. Sus trabajos en telenovelas logró posicionarla como una leyenda viviente de la televisión. Su talento artístico en combinación con su sensualidad también la han convertido en una sex symbol, desde su debut en el año 1980.

Abrahamz, es una de las artistas criollas que sabe presumir su sensualidad en televisión y revistas, lo hizo con el papeles dramáticos en RCTV y también en marzo del 2012 posando desnuda Playboy en su edición Venezuela. Actualmente, tiene 60 años y se mantiene activa en la industria, ha hecho teatro y cine, siendo su último trabajo en la pantalla grande, la película de Miguel Ferrari, “Azul y No tan Rosa”.

Aunque ya tiene sesenta cupones, la actriz no para de robarnos el aliento con su sensualísima personalidad. Hace poco, publicó una fotografía donde no muestra mucho pero si nos pode a volar con la imaginación.

Foto de Hilda Abrahamz con traje negro

View this post on Instagram

“Puedes ser preciosa a los treinta, encantadora a los cuarenta e irresistible durante el resto de tu vida”. ⠀ ⠀ Foto de mi amado @enmanuelbaez_photo 🔝🔝🔝🔝❤❤❤ Vestuario @marianacamachoatelier ❤❤ ⠀ ⠀ #HildaAbrahamz #yosoyhildaabrahamz #actriz #actrizvenezolana #actrizlatina #actrizinternacional #primeraactriz

A post shared by HILDA ABRAHAMZ (@hildaabrahamzoficial) on

View this post on Instagram

Agradecida con la organización #tacariguadeorointernacional por este maravilloso premio mención Zafiro en homenaje a mi exitosa trayectoria Artistica. ⠀ ⠀ #HildaAbrahamz #yosoyhildaAbrahamz #actriz #primeraactriz #me #actrizinternacional #actrizvenezolana #actrizlatina #actrizvenezolana

A post shared by HILDA ABRAHAMZ (@hildaabrahamzoficial) on

Fuente: La Patilla