Saltar al contenido
estadounidense atacada en un hotel de dominicana
31
May

¡Horror en Punta Cana! Viaje paradisíaco se transforma en un infierno

Actualizado: 31/05/2019 13:09

Una estadounidense llamada Tammy Lawrence-Daley, sufrió un espeluznante ataque en un hotel de República Dominicana. La norteamericana de 51 años viajó junto a su esposo Christoper y otra pareja a Punta Cana. La escapada prometía ser un sueño hecho realidad. Pero fue una pesadilla.

Así fue el ataque a la mujer estadounidense en Dominicana

Sin embargo, la pesadilla de la mujer empezó al día siguiente de su llegada al resort Majestic Elegance, donde ocurrió el ataque.

Tras recuperarse, Lawrence-Daley, decidió compartir su historia por Facebook para alertar a otras personas a que tomen precauciones al viajar.

El post incluye fotos que muestran a la víctima con el rostro con moretones, sangre y desfigurado por los golpes. Este viernes la publicación ha sido eliminada.

Según la publicación, el dilema inició cuando salió de la habitación pasadas las 10:30 p.m. en busca de algo para comer en el edificio aledaño al que se encontraban.

En ese momento, la turista decidió ponerse a tomar fotos de “la luna en el agua”, aunque no llegó hasta la playa.

La estadounidense atacada en Punta Cana borró el post de Facebook donde relataba los hechos

Autor del ataque a Tammy Lawrence-Daley iba uniformado

Tammy Lawrence-Daley, la mujer atacada en un hotel de Dominicana, dijo que el hombre que la golpeó vestía un uniforme de la hospedería.

“Es muy difícil, muy difícil revivir”, expresó la mujer sobre el proceso de recuperación tras el ataque en enero pasado.

LEE: Tragedia en Colombia: Se lo comen los caimanes en el río Magdalena

“Cuando reaccioné, él estaba golpeándome”, relató Lawrence-Daley. “Por la cabeza. Pateándo y golpeándome”, continuó.

Luego de unas ocho horas, personal del resort la halló en una especie de entrepiso o semisótano.

La reportera que entrevistó a Lawrence-Daley ya había tenido una conversación con mujeres que viajan solas sobre los riesgos que enfrentan y cómo el sentimiento de inseguridad es inevitable.

Fuente: El Diario NY