Saltar al contenido
20
Abr

Identifican al presunto violador de Drassanes (Foto)

El violador de Drassanes fue finalmente detenido e identificado. La víctima de la salvaje agresión fue la encargada de identificar a su atacante luego de que se le mostrara una fotografía, la joven sigue ingresada en el hospital Clínic de Barcelona.

El agresor conocido como el violador de Drassanes es un hombre de 32 años, aparentemente marroquí y que llegó a Barcelona hace alrededor de una semana, cabe destacar que el individuo no tiene ni trabajo, ni residencia propia, pero si había tenido encontronazos con miembros de la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra.

Identifican al violador de Drassanes

En solo siete días tenía antecedentes por atentado a la autoridad, daños y lesiones. Desde este mediodía está acusado además de una salvaje agresión sexual sufrida por una portuguesa, vecina de Barcelona, que se tropezó con él en Drassanes y la violó violentamente a las puertas del Museu Marítim de Barcelona.

Revelan la identidad del violador de Drassanes.

Los investigadores están convencidos de que si no se hubiera producido la detención, el hombre habría vuelto a actuar con la misma violencia. Desde esta mañana, todas las patrullas de los Mosssos d’Esquadra y de la Guardia Urbana de Barcelona trabajaban en la calle buscando a dos posibles sospechosos a partir de las descripciones que habían ofrecido a los investigadores dos de los testigos de los hechos, después de que la mujer presentara numerosas lagunas y fuera incapaz de concretar una descripción de su agresor.

Lea también: ¡Dramático! Después de un año revelan oscuro secreto de Ana Julia Quezada

Los mossos del grupo de agresiones sexuales del Area d’Investigació Criminal facilitaron ese especie de retrato robot a partir de declaraciones. Las patrullas se pusieron a buscar como una prioridad absoluta ante la violencia demostrada y después de confirmar por la víctima que no le conocía de nada. Durante la violación le arrancó de un mordisco parte de una oreja, provocó lesiones graves en la otra, y el labio.

Sobre las diez de la mañana, una pareja de la guardia urbana se fijó en una especie de vagabundo con el pantalón manchado de sangre. Le identificaron y trasladaron al Àrea Central de Detinguts de Mossos, en Les Corts, para su identificación. Allí mismo, los investigadores de la AIC que estaban al frente del caso de la investigación vieron que el hombre tenía unas piezas de ropa que coincidían con otras que habían sido localizadas en el lugar de la violación. Realizaron entonces unas fotografías al hombre, y las imágenes se trasladaron al hospital Clínic en el que la víctima reconoció sin ninguna duda al individuo. En ese instante, el hombre quedó detenido y acusado de la violación de la mujer.

Todavía quedan muchas gestiones que hacer. Practicar nuevas ruedas de reconocimiento con los otros testigos de la agresión y ver si se pueden cotejar restos de ADN encontrados en la víctima de su agresor, aunque la mujer sufrió tales heridas en las zonas íntimas que parte de la abundante sangre que se localizó en el escenario de la violación fue no sólo de los mordiscos en la oreja y la boca, sino también de una hemorragia que sufrió durante la agresión sexual.

Fuente: La Vanguardia