Saltar al contenido
24
Nov

¡Impactante! Fenómeno natural dejó estupefactos a la comunidad científica (Video)

Actualizado: 24/11/2019 11:38

A través de las redes se divulgó el video del estallido de rayos gamma que batió el récord de la fuente de alta energía más brillante jamás observada desde la Tierra.

La información la publicó la Universidad de Curtin en Australia. La explosión fue detectada durante el mes de enero de este año por dos telescopios espaciales.

La poderosa señal, registrada el pasado 14 de enero y bautizada como GRB 190114C, provenía de una distante galaxia ubicada a 7.000 millones de años luz de nuestro planeta. Este hito en la historia de la astronomía lo registró el telescopio Swift de la NASA y el observatorio especial de rayos gamma Fermi.

En cuestión de apenas 22 segundos, las coordenadas del evento fueron enviadas a numerosos astrónomos en todo el mundo, que inmediatamente apuntaron sus telescopios hacia esa dirección.

Un hito astronómico

En el estudio participaron más de 300 científicos, entre ellos, los operadores de dos telescopios MAGIC  situados en las Islas Canarias (España).

Estos últimos calcularon la energía de los fotones durante la emisión siguiente a la explosión de rayos gamma. Fenómeno lumínico conocido como «afterglow»,  estimándola entre 0,2 y 1 teraelectrovoltios (TeV). Es decir, el equivalente de la energía liberada por la colisión de protones en el Gran Colisionador de Protones, el más potente acelerador de partículas construido por el hombre.

Se trata de la primera vez, desde que este tipo de fenómenos fue identificado en 1967, que una radiación de semejante magnitud se detecta en un brote de rayos gamma.

Billones de veces más intenso que el Sol

Gemma Anderson, astrónoma de la Universidad señaló que «es un billón de veces más energético que la luz visible». Añadió que «eso convierte a GRB 190114C en la fuente de protones TeV más brillante del universo».

Los brotes de rayos gamma suelen aparecer inesperadamente en el cielo aproximadamente una vez al día y que normalmente duran pocos segundos. El ‘afterglow’ que persiste tras la explosión puede ser observado por telescopios como el MAGIC por varios minutos o, en el caso de radiotelescopios, durante meses e incluso años.

Se estima que los brotes de rayos gamma son el producto de una supernova. Lo que quiere decir que es una explosión estelar, que deja tras de sí un agujero negro.

«Un típico estallido libera tanta energía en pocos segundos como la que liberaría el Sol en toda su vida de 10.000 millones de años», concluyó.

Video del estallido de rayos gamma

Fuente: RT Actualidad