Saltar al contenido
General Ram{on Balza alzado 30 de abril
8
May

Impactante revelación sobre uno de los generales alzados el 30 de abril

Su nombre es Ramón Balza, y es un general alzado el 30 de abril junto a otros militares en el intento de sacar a Nicolás Maduro del poder. La periodista Sebastiana Barráez revela que el alto funcionario solía enviar a efectivos que adversan al régimen para ser torturados en el mismo lugar donde terminó preso.

Barráez reveló este miércoles que uno de los generales alzados el pasado 30 de abril fue enviado a los calabozos de la Dgcim y que éste durante años forjó acusaciones para encarcelar a militares opositores al Gobierno.

“El General de Brigada (GNB) Ramón Agustín Balza Liota, quien fue detenido por el inicio de la fase final de la Operación Libertad el 30 de abril (30A), ahora está preso en los sótanos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), el mismo lugar donde él fue uno de los autores, junto con el coronel Rafael Franco Quintero, de ordenar expedientes e informes falsos contra militares opuestos al Gobierno”, dijo Barráez en una nota publicada por Infobae.

Quién es el general alzado el 30 de abril Ramón Agustín Balza Liota

El general Balza se habría alzado en la acción militar del 30 de abril por su relación con el general Manuel Cristopher Figuera, quien fue subjefe de la DGCIM antes de dirigir el Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN).

Un caso emblemático de las acciones del general Balza fue el ocurrido con el general de División (GNB) Alejandro Pérez Gámez, quien era el Director de los Servicios para el Mantenimiento del Orden Interno -Jefe de Operaciones- de la Guardia Nacional Bolivariana y, por ende, miembro del Alto Mando Ampliado de ese componente, cuando ocurrieron los hechos de los drones, el 4 de agosto de 2018, como un atentado contra el entonces presidente de la república Nicolás Maduro.

MIRA: Esto fue lo que le exigió el exjefe del Sebin a Maduro 

En ese caso, funcionarios de la DGCIM presentaron el «resultado» de una investigación basada en supuestas informaciones de contrainteligencia, que contemplaron los nombres de los autores materiales, sitio de entrenamiento en Colombia, personas que mantuvieron conversaciones desde Colombia y Estados Unidos enlaces en Venezuela, pero en realidad no serían más que lo que encontraron en los teléfonos celulares y la tablet incautados a los autores materiales.

Hoy el general Balza Liota está ocupando las celdas de la Dgcim en los sótanos de su sede en Boleita en Caracas, la misma instalación desde la cual ordenó expedientes contra algunos oficiales, porque además del caso del general Pérez Gámez hicieron algo similar con el caso del general (GNB) Héctor Hernández Da Costa, quien es uno de los mejores oficiales que ha tenido la institución militar.

Con información de Infobae