Saltar al contenido
12
Feb

¡Inmigrantes detenidos en EEUU son un negocio millonario!

La cifra de inmigrantes detenidos en EEUU aumenta gracias a las duras políticas migratorias de Donald Trump. Los extranjeros alojados en centros de detenciones alcanza un número récord en la historia. Y esta enorme cantidad de personas detenidas por ICE representa una entrada de dinero para algunos «afortunados».

Cifra récord de inmigrantes detenidos en EEUU

Hasta este domingo, más de 48,000 personas se encontraban bajo la custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés). La cifra sobrepasa el límite presupuestal que estableció el Congreso para dicho fin, que considera un máximo de 43,000 detenidos.

Las consecuencias de esta sobrepoblación son muy peligrosas para los arrestados, dado que la mayoría de los centros de detención para inmigrantes  en Estados Unidos son controlados por compañías privadas, que recurren a recortar gastos para no perder el margen de ganancia. Lo hacen en todos los rubros, incluyendo los más elementales para garantizar un nivel de vida digno a las personas detenidas, como alimentación o servicios médicos.

El jugoso negocio de los centros de detención de inmigrantes en EEUU

Desde el inicio de la privatización de las cárceles de Estados Unidos a principios de los años ochenta, han surgido incisivos cuestionamientos sobre las implicaciones de insertar intereses económicos en la impartición de justicia, especialmente por grupos defensores de los derechos humanos.

LEE: ¿Cuántos niños faltan por reunirse con sus padres inmigrantes en la frontera?

En el auge de la corriente privatizadora, impulsada por el presidente Ronald Reagan, la propuesta fue presentada como una opción para ahorrar el dinero de los contribuyentes. Sus opositores juzgan que el bienestar de las compañías que dirigen las prisiones dependa de elevar el número de personas encarceladas.

Las cifras demuestran la rentabilidad del negocio: de 1990 a 2009 el número de detenidos en prisiones privadas se elevó en un 1600%. Ahora, Estados Unidos encabeza la lista mundial de mayor número de personas encarceladas: el hogar del 5% de la población global, alberga al 25% de los prisioneros del mundo.

Las principales empresas que controlan el negocio de las cárceles —CoreCivic y GEO Group—  se defienden justificando que tienen la capacidad financiera para edificar o cerrar centros de detención de acuerdo con la demanda y que operan con costos mucho menores que las cárceles federales.

Pero esta reducción se da gracias a oscuras razones, por ejemplo, la mayor parte de los trabajos de operación y manutención de estas prisiones los realizan los presos, quienes reciben un salario de un dólar por cada día de trabajo.

Ganancias por los inmigrantes detenidos en Estados Unidos

En el caso de las prisiones para inmigrantes en Estados Unidos, las compañías pueden obtener un margen de ganancia incluso mayor porque siendo que el destino de la mayoría de los detenidos es la deportación, no se ofrecen programas sociales para beneficiar se reinserción al salir.

Aun así, las prisiones privadas no siempre ofrecen una opción más rentable para el gobierno, ya que las cláusulas de las licitaciones con las grandes compañías generalmente incluyen que el gobierno estatal les garantice una ocupación del 80-90/%.

Las implicaciones políticas de su poder económico

Las inmensas ganancias que estas compañías han generado a costillas de los indocumentados detenidos en EEUU, les ha otorgado un gran poder político por su capacidad de invertir millones de dólares en cabildeo político para campañas de funcionarios públicos.

La retórica antiinmigrante del presidente Trump resulta particularmente atractiva para estas compañías que saben que la dureza de la seguridad fronteriza se traducirá en más personas tras las rejas y por ende mayores ganancias.

Donald Trump sobre la detención de inmigrantes en EEUU

Este lunes, Donald Trump tuiteó al respecto, criticando a sus opositores demócratas por exigir menos detenciones.

«¡Los demócratas no quieren que deportemos ni encarcelemos a inmigrantes criminales! Esta es una nueva demanda. ¡De locos!» escribió en Twitter.

De acuerdo con información de la BBC, la compañía CoreCivic reportó ingresos en 2017 por 444.1 millones de dólares, de los cuales el 25% provenía de contratos y licitaciones con ICE.  Para GEO Group, el porcentaje representó el 19% de sus ingresos, que fueron por 429 millones.

Fuente: Azteca América