Saltar al contenido
8
Feb

Investigan el espeluznante caso de la mujer hallada dentro de una maleta

A causa de las temperaturas variables de los últimos días en la zona boscosa donde fue encontrado dentro de una maleta en Connecticut, 30 millas al noreste de NYC, el cuerpo de Valerie Reyes podría complicar la determinación de la fecha exacta de la muerte.

Reyes (24) había sido reportada como desaparecida desde el 29 de enero y su cuerpo fue identificado este jueves, horas después de ser localizado por trabajadores de una carretera.

El médico forense espera determinar la causa y tiempo de la muerte. Aún antes de ser identificada, la policía dijo que el caso estaba siendo investigado como un homicidio.

Familiares y amigos realizaron una vigilia anoche en Glen Island Park, Connecticut.

Allí, su madre, Norma Sánchez, dijo que la última vez que habló con su hija, ella había dejado su apartamento de New Rochelle y se había ido a Manhattan. Su familia pensó que estaba buscando ayuda para su ansiedad y depresión.

Ese lunes 28 de enero, por la noche, Sánchez recibió una llamada de su hija: “Ella estaba asustada. Tenía miedo”.

“Le preguntamos si su ex novio la hacía sentir de cierta manera, y ella dijo que no. En todo caso, dijo que él la hacía sentir segura”, relató Sánchez a NBC News. “Ésta es la peor pesadilla de una madre”, agregó sollozando.

Reyes se había llevado sábanas y toallas de su apartamento de New Rochelle antes de dirigirse a Manhattan. En NYC sacó dinero de un banco cerca del Rockefeller Center. Días después, sacó más dinero en otro banco.

“Ella era muy trabajadora, muy dedicada”, dijo Sánchez. “Ella no se presentó a trabajar el miércoles (30 de enero). Eso era algo muy inusual. No llamó, así que eso es lo que nos preocupó aún más”.

A Reyes le apasionaba el arte y disfrutaba dibujar y pintar. Tenía planes de entrenarse para convertirse en un artista de tatuaje, dijo Lauren Bradford, quien trabajó con ella en una librería durante unos 10 meses. “Estoy totalmente sorprendida. Ella era una confidente (…) Tenía un futuro muy brillante. Estaba muy emocionada por su arte y por su metas”.

Fuente: Diario NY