Saltar al contenido
6
Feb

Joven detenido durante protestas del 2017 muere por esta insólita razón

La noche de este martes 5 de febrero Virgilio Giménez Urbina, de 20 años, perdió la batalla. El joven que permanecía detenido en el Centro Penitenciario David Viloria, mejor conocido como Uribana, tras ser detenido durante las protestas del 2017, falleció por falta de atención médica.

El joven murió en la emergencia  del hospital central Antonio Maria Pineda de Barquisimeto estado Lara.

Giménez Urbina se encontraban en el módulo 5 de David Viloria. Cuenta su hermana, Yoliani Uzcategui, que la causa de muerte de este joven fue una amibiasis bacteriana que lo mantuvo con un cuadro de deshidratación aguda y diarrea. En una camilla que era llevada por un custodio la tarde del sábado 2 de febrero fue ingresado a la emergencia del hospital Virgilio.

Yoliani sospecha que la causa que enfermó a su hermano fue la alimentación del Viloria pues detalló que la comida no es regular, existe contaminación y la comida no está bien preparada.

“Él no quería comer en la cárcel y me lo dijo varias veces. De hecho, decía no quería alimentarse porque se iba a morir” expresó parte de las penurías que le contaba Virgilio a su hermana cuando ella lo visitaba.

Relata la hermana que la fiebre consumía a Virgilio quien ya presentaba un cuadro fuerte de desnutrición. Dijo que apenas se enteraron de que él fue llevado al hospital les llevaron sueros, sondas intravenosas “pero eso no sirvió de mucho”, se lamentó la muchacha quien repetía que el joven solo se alimentaba cuando ella le llevaba comida.

Acotó también que a Virgilio le suministraba algunas medicinas para que estuviese saludable, pero desconoce si los funcionarios del penal se la hacían llegar.

El fallecido, según informaciones colectadas, era miembro de la resistencia de El Cardenalito, una zona al este de Barquisimeto donde se escenificaron parte de las protestas más fuertes de 2017 y en la que policías del estado Lara y Guardias Nacionales actuaban para reprimir y detener. Tenía residencia fija en El Ujano un sector popular del sureste de la ciudad.

A Virgilio lo conocían en las protestas como “León” y fue imputado por terrorismo. Su caso era llevado por el Tribunal de Violencia en Lara aunque nunca tuvo audiencia.

Fuente: Alberto News