Saltar al contenido
29
May

Kit Harington va a rehabilitación por terribles razones (Detalles)

Actualizado: 29/05/2019 10:32

Kit Harington va a rehabilitación para tratar «problemas personasles». El actor que le dio vida a Jon Snow habría ingresado al centro de rehabilitación de manera voluntaria.

Lea también: Sophie Turner reveló secretos desagradables de ‘Game of Thrones’

“Kit decidió utilizar esta pausa en su agenda como una oportunidad para pasar un tiempo en un retiro de bienestar para trabajar en algunos asuntos personales”, dijo un representante del actor a la agencia de noticias Reuters.

Kit Harington va a rehabilitación poco después del final de Game of Thrones

Harington, quien durante los ocho años protagonizó la exitosa serie Game of Thrones, ha hablado abiertamente en el pasado sobre sus problemas con la fama y costo emocional que tuvo para él el final de la serie.

En un documental tras bambalinas que se transmitió en HBO el domingo, una semana después del final del programa, se vio al actor británico reaccionar emotivamente cuando leyó el guión del episodio final del programa por primera vez y se despidió entre lágrimas del reparto.

Harington, de 32 años, le dijo a Variety a principios de este año que buscó terapia cuando tenía entre 20 y 30 años.

“Sentí que tenía que sentir que era la persona más afortunada del mundo, cuando en realidad me sentía muy vulnerable”, dijo.

Y describiendo el último día de rodaje de la serie, la estrella dijo en una entrevista a Esquire: “Mi último día de rodaje, me sentí bien … Me sentí bien … Me sentí bien … Luego fui a grabar mis últimas escenas y comencé a hiperventilar un poco”.

“Entonces ellos dijeron: ‘Eso es todo’. Y simplemente me desmoroné. Fue una avalancha de alivio y pena por no poder hacer esto de nuevo”, agregó.

Harington está casado con su coprotagonista de “Game of Thrones” Rose Leslie, con quien se casó en Aberdeen, Escocia, el año pasado.

La temporada final del programa fue recibida con críticas mixtas, pero logró grandes ratings para HBO. Su último episodio fue visto por 19,3 millones de espectadores, estableciendo un récord para la serie.

Fuente: CNN