Saltar al contenido
busqueda de yulen rescate
14
Ene

La angustiosa búsqueda del niño Yulen tras caer en un pozo de 100 metros

Actualizado: 14/01/2019 10:49

La búsqueda de Yulen continúa desde que el niño cayera en un pozo el domingo por la tarde. El pequeño jugaba con un amigo cuando se precipitó por el profundo hoyo de 100 metros en Totalán. Durante el rescate del niño caído en el agujero, hicieron un hallazgo desgarrador.

Todo comenzó sobre las 2:00 pm, cuando los padres del menor, dos jóvenes veinteañeros vecinos de la barriada malagueña de El Palo, almorzaban en compañía de unos familiares en una parcela situada en el monte, entre el arroyo de Olías y el río Totalán, muy cerca del dolmen Cerro de la Corona, conocido por los lugareños como ‘Tumba del moro’.

La familia estaba preparando una paella mientras Yulen, de dos años, y otro menor del grupo jugaban en el campo. Entonces, uno de los familiares vio cómo el pequeño se caía por el agujero e incluso, según manifestó a la Guardia Civil, pudo oír cómo lloraba.

Los gritos desesperados de la familia fueron escuchados por un matrimonio de senderistas, que en esos momentos visitaba el dolmen.

«Estábamos a unos 200 metros», relata la pareja, que corrió al lugar a ver qué pasaba. Allí, encontraron a los padres junto a otra familia. «Les preguntamos si estaban seguros de que el pequeño había caído por ese agujero, y estaban totalmente convencidos». Al matrimonio le dio la impresión de que la parcela donde almorzaba la familia estaba a punto de ser urbanizada, ya que se había rebajado el terreno y había palés de ladrillos.

Qué es el hueco donde cayó Yulen

De hecho, el hueco por donde habría caído el niño corresponde a una prospección realizada a finales del año pasado (terminó en torno al 20 de diciembre) para buscar agua. Al parecer, el agujero se tapó con unas piedras, según las primeras pesquisas

El diámetro del agujero, de apenas 25 centímetros, impide que un adulto llegue hasta él, por lo que se ha utilizado un robot para tratar de localizarlo

La cámara no pasó de los 78 metros, ya que al parecer se produjo un movimiento de tierra dentro de la gruta

«Nos asomamos y empezamos a llamarlo, a ver si respondía, pero luego nos retiramos, ya que podíamos tirar alguna piedra dentro del pozo sin querer», contó el matrimonio. La Guardia Civil recibió dos llamadas casi a la vez.

Lee también: ¡Sin rastro! La intrigante desaparición de Christian Foronda

Hallazgo durante la búsqueda de Yulen en el pozo

El rescate del niño caído en el pozo en España prosigue. Los equipos de emergencias tratan de rescatar desde el domingo por la tarde a Yulen, el niño de dos años que cayó en un pozo en la zona del Dolmen del Cerro de la Corona.

Durante las labores se ha hecho un hallazgo. Esta mañana, a 78 metros de profundidad, se ha encontrado el paquete de chucherías que llevaba el pequeño en el momento de su desaparición.

El pozo al que el pequeño cayó es un orificio de prospección para buscar agua, de 25 centímetros de diámetro y 110 metros de largo, algo más estrecho y menos profundo de lo que se barajó en un principio (40 centímetros por 150 metros).

Las personas que trabajan en el dispositivo desconocen si hay agua en el fondo del agujero, pues la cámara que se ha empleado para tratar de localizar al menor había alcanzado ha alcanzado de momento los 80 metros de profundidad, distancia a la que ha encontrado la bolsa de chucherías.

«El problema es que sigue cayendo material, se compacta, es húmedo, y la zona es fría… en definitiva, no es fácil seguir rastreando ahí», ha explicado la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, que ha dejado claro, no obstante, que se continúa profundizando.

Un centenar de personas participan en el operativo de rescate del niño caído en un agujero en España desde las 14 horas de ayer, domingo, cuando el padre del pequeño y el 112 avisaron a la Guardia Civil de que había caído por el agujero, un orificio de prospección para la búsqueda de agua, en esa zona de la sierra.

Con información de Diario Sur y Actualidad RT