Saltar al contenido
13
Feb

La inusual forma en la que Sri Lanka busca un verdugo

Actualmente el Gobierno de Sri Lanka comenzó una campaña de anuncios con la intención de encontrar un nuevo verdugo.

Cabe destacar que dicho puesto quedó vacío en 2014 cuando el anterior verdugo lo abandonó sin haber realizado ninguna ejecución, alegando el estrés que sintió la primera vez que vio la horca. Según el anuncio, las personas que aspiren al cargo deben poseer “fortaleza mental”y “un excelente carácter moral”, según informa Reuters.

La decisión de contratar a dos ejecutores se produce mientras el presidente del país, Maithripala Sirisena, sigue adelante con una política de mano dura contra el narcotráfico inspirada en la que emprendió en Filipinas el presidente Rodrigo Duterte.

Durante una visita oficial a Filipinas en enero, Sirisena elogió la guerra contra las drogas de Duterte, a pesar de las críticas internacionales de las que ha sido blanco la campaña, que ha resultado en la muerte de miles de personas en encuentros con la Policía.

Un salario más alto que la media

El tráfico de drogas es un delito capital en Sri Lanka, aunque nadie ha sido ejecutado en el país desde 1976, pues desde entonces todas las penas de muerte han sido conmutadas por la cadena perpetua. Sin embargo, el mandatario quiere reanudar el uso de la pena de muerte para los narcotraficantes en los próximos dos meses.

“No sabemos si el Gobierno reanudará la pena de muerte, pero queremos contratar a dos ejecutores para llenar las vacantes y estar listos si el Gobierno quiere ejecutar traficantes de drogas”, explicó a la agencia Thushara Upuldeniya, portavoz del servicio penitenciario.

Según el anuncio, publicado en el periódico estatal Daily News, el salario es de 36.310 rupias al mes (un poco más de 200 dólares), por encima de lo que suelen cobrar de media los funcionarios en el país asiático. Además de poseer fortaleza mental y excelentes características morales, los candidatos deben ser hombres esrilanqueses de entre 18 y 45 años. Las entrevistas de trabajo tendrán lugar el próximo mes.

De acuerdo con Upuldeniya, al menos 25 personas condenadas por delitos relacionados con las drogas, incluidos dos narcotraficantes, podrían ser ejecutadas, así como otros 436 presos, entre ellos seis mujeres, que se encuentran en la cárcel por varios crímenes como el asesinato.

Fuente: Actualidad RT