Saltar al contenido
25
May

Las mujeres nacidas bajo estos 4 signos son las más envidiadas

Actualizado: 25/05/2019 21:48

Según los astros las mujeres nacidas bajo estos cuatro signos irradian una luz tan brillante que es muy difícil para los demás no envidiarlas.

Estas mujeres son las más envidadas de todas

A continuación conoceremos a las mujeres más envidiadas, quienes tienen una luz que las hace inigualables.

Capricornio

Las mujeres Capricornio tienden a tener todo en equilibrio, confían en sus cualidades y enfrentan con serenidad los problemas cotidianos. Además, son leales y les encanta ponerse en el lugar del otro. Por ello, sus amistades las admiran e imitan. Sin embargo, son bastante exigentes, adoran los detalles y no desisten hasta lograr lo que quieren.

De ahí, que sean mujeres independientes, exitosas y muy inteligentes. Razón suficiente para ser envidiadas.

Acuario

La creatividad, autenticidad y liderazgo de las mujeres Acuario, las destacan del resto. De hecho, son de carácter fuerte, no temen a decir lo que sienten y les gustan los retos. Este tipo de personas no tiene muchos amigos, pues prefieren la lealtad. Cuando una mujer Acuario habla, encanta con su conocimiento y simpatía. Sin duda, muy envidiadas.

Libra

La picardía, sarcasmo y sentido del humor de las mujeres Libra, las vuelve entrañables. Cuando una Libra llega es sinónimo de fiesta y diversión. Eso sin contar que la perseverancia es su mejor cualidad, combinado con su ego. Sí, les gusta que los demás le reconozcan y sacrificar lo que sea necesario para cumplir sus metas. Una Libra es blanco o negro, sin grises, o la amas o la odias.

Virgo

Las estrellas de la Tierra, las Virgo no lo pueden evitar. Para la mayoría pueden ser superficiales, ególatras y hasta prepotentes. La razón es porque confían en sí mismas, su autoestima es muy buena, les gusta ponerse bonitas y hacerse presentes. En realidad están bastante acostumbradas a las malas vibras, miradas juiciosas y malos comentarios. Pero es algo que no les quita el sueño, a final de cuenta lo importante es que hablen, ¿no?

Fuente: Soy Carmín