Saltar al contenido
10
Oct

Loco de ira le dispara a dos niños y tiene un horrible final (Detalles)

Actualizado: 10/10/2019 12:05

Molesto por el ruido que hacían dos niños a bordo de una moto, un expolicía tomó una terrible decisión de dispararle a los menores de edad con una espeluznante consecuencia.

Los efectivos de la policía de Tucumán detuvieron al sujeto de 68 años que le disparó a los jóvenes de 11 y 13 años en horas de la tarde del pasado domingo en la localidad de Burruyacú.

Hombre ataca a dos niños por el molesto ruido que hacían

El hombre es vecino de los menores. Se molestó con el ruido que hacía la moto en la que circulaban los hermanos por la vía pública, por lo que les pidió que se fueran a andar a otro lado.

Al no obtener respuesta de parte del conductor, entró a su casa, sacó un arma y comenzó a disparar, uno de los cuales impactó en el más chico de los hermanos.

Los vecinos que vieron lo que había sucedido avisaron al padre de los hermanos, quien llamó a una ambulancia y dio aviso a la policía.

«No es una moto ruidosa. Como no podían entrar por el centro porque había fiesta, los chicos se fueron por la orilla del pueblo. El hombre los vio, se molestó, les preguntó: ¿Qué miran? Después sacó la pistola y les tiró. Lo hirió a mi hijo en la espalda, cerca de los riñones y la bala le salió por adelante», relató Gustavo, el padre del nene herido.

El Jefe de la Unidad Regional Capital, José Carlos Valdéz, indicó que:

«El personal policial constató que el hombre señalado como autor del disparo se encontraba en la vereda de su domicilio, con un arma de fuego tipo pistola 9 milímetros marca Bersa. Por lo que se procedió inmediatamente a su aprehensión».

De acuerdo a declaraciones de familiares del detenido, el hombre sufre de trastornos neurológicos que lo tornan violento.

Tras el hecho, el niño de 11 años fue llevado al hospital local, donde determinaron que se encontraba estable y fue trasladado al Hospital del Niño Jesús en la capital tucumana, donde horas más tarde informaron que fue operado y se encontraba fuera de peligro.

Fuente: El Clarín