Saltar al contenido
parto de Meghan Markle
7
Abr

Meghan Markle romperá otra importante tradición al momento de dar a luz

Actualizado: 07/04/2019 12:17

El momento del parto de Meghan Markle es uno que tiene no solo al Reino Unido con la expectativa, sino a todo los seguidores de los duques de Sussex.

El bebé de Meghan Markle y el príncipe Harry romperá desde su nacimiento todos los protocolos reales.

El parto de Meghan Markle no será como los otros

Los ginecólogos de la realeza, Alan Farthing y Guy Thorpe-Beeston, son especialistas en partos de alto riesgo y asistieron en la llegada al mundo de los hijos de la princesa Diana y también de los de Kate Middleton. Pese a que estos médicos se encuentran entre los mejores del mundo, ninguno de ellos desempeñará el papel principal en el parto de Meghan.

Lea también: Meghan desafía a la realeza y desata el escándalo ¡Entérese!

View this post on Instagram

What an incredibly special surprise the grassroots led #globalsussexbabyshower was last Sunday! The Duke and Duchess of Sussex are immensely grateful for the outpouring of love and support in anticipation of the birth of their first child. In lieu of sending gifts, the couple have long planned to encourage members of the public to make donations to select charities for children and parents in need. If you already made a donation, the couple send you their greatest thanks. If you are thinking about it, they ask that you kindly consider the following organisations they’ve selected, which we will highlight here over the next few days: @thelunchboxfund @littlevillagehq @wellchild @baby2baby The Duke and Duchess remain appreciative for your warm wishes and kindness during this especially happy time in their lives! Thank you for sharing the love ❤️

A post shared by The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) on

Markle decidió no utilizar los servicios de los prestigiosos médicos de la Reina en su parto. En su lugar, la exactriz estadounidense ha nombrado a su propio equipo de profesionales, liderados por una mujer.

“Meghan dijo que no quiere a hombres en traje [en su parto]. Insistió en que quería su propio equipo. Dejó a algunos de nosotros un poco desconcertados”, afirmó una fuente cercana a la realeza a Daily Mail.

Sin embargo, aunque haya declinado cortésmente a Farthing y Thorpe-Beeston, de acuerdo con el protocolo, los médicos de la Reina no pueden ser excluidos por completo del parto. Los médicos estarán presentes y si algo sale mal, intervendrán y se harán cargo del procedimiento. Fuentes cercanas a la duquesa de Sussex insistieron en que su preferencia no ha causado ninguna ofensa.

View this post on Instagram

The Duchess of Sussex has become Vice-President of The @Queens_Commonwealth_Trust, of which Her Majesty The Queen is Patron, and The Duke of Sussex is President. On International Women’s Day The Duchess joined a special panel discussion of female thought-leaders and activists to discuss a range of issues affecting women today, convened by The Queen’s Commonwealth Trust. #InternationalWomensDay #IWD2019 #QCT #QCTxIWD

A post shared by Kensington Palace (@kensingtonroyal) on

Según el tabloide británico, la elección de Meghan podría ser vista por algunos como innecesariamente extravagante. Los médicos de la Reina no cobran por sus servicios, ya que su elección considerada un gran honor y atrae a otros pacientes, pero contratar a un nuevo equipo de especialistas costará decenas de miles de libras.

Meghan también romperá con otra tradición real: no dará a luz en la famosa ala Lindo en el Hospital de St. Mary, que ha sido utilizada por varias madres reales. Es probable que Meghan y Harry elijan un hospital más cercano a su nuevo hogar, en Windsor.

Fuente: Sputnik News