Saltar al contenido
27
Jun

Los fans de La Casa de Papel no van a creer lo que les espera ¡Entérese!

El 19 de julio se estrenará la tercera temporada de la exitosa serie «La Casa de Papel» a través de Netflix. Hasta los momentos lo que se puede adelantar es que Río fue detenido y que asaltarán el Banco de España. Lo que sí se sabe es que ya se dio luz verde a la cuarta temporada de la serie y que además ya se está rodando.

La cuarta temporada de La Casa de Papel tiene luz verde

Debido a que la tercera temporada todavía es un misterio, muy pocos saben de que tratará la cuarta temporada. Esto podría venir muy ligado a la cantidad de episodios que tendrá la tercera temporada.

Lea también: No podrá creer lo que hará Netflix con «Cien Años de Soledad»

¿De qué va la tercera temporada de la Casa de Papel?

“Fue complicado volver a abrir La Casa de Papel porque era una serie cerrada y necesitábamos un motor emocional para mover toda esa banda de multimillonarios que están escondidos por todo el mundo”, ha dicho Álex Pina, creador de la ficción.

Pina confiesa que el éxito de la serie en todo el mundo provocó que tuviera “respeto y vértigo” para afrontar una nueva temporada. “Ante ese fenómeno mundial queríamos hacer también algo hacer más poderoso en todos los sentidos: en términos de producción, de narración y de interpretación”.

El punto de partida de la nueva temporada es la detención de ‘Río’. ¿Por que él? “Por varias razones, la fundamental porque necesitábamos un catalizador brutal para reunir la banda y esta detención aportaba un importante factor emocional y además porque afectaba directamente a Tokio, que es quien lleva la voz narradora”. Agregó también que  “ese tándem de Tokio y El Profesor reuniéndose para juntar la banda tiene mucha fuerza”, adelanta.

La vía para ayudar a salvar a su compañero pasará por asaltar el Banco de España: “Subimos el listón porque se trata de un atraco prácticamente imposible que te obliga a estar muchas horas en la pizarra, y aunque he dicho varias veces que esta serie es como un cómic también debe tener una rigurosidad que la haga creíble para el espectador”.

Fuente: La Vanguardia