Saltar al contenido
Foto: Archivo
13
Feb

Los planes que tienen en Corea del Sur con los mataderos de perros

Park Won-soon, alcalde de la ciudad de Seúl, aseguró que está trabajando en cerrar todos los mataderos de perros que hay en la capital surcoreana, para de esta manera acabar con el negocio de venta de carne de perro.

“Actualmente quedan uno o dos. No puedo obligarlos a cerrar el negocio, pero los presionaré para que se marchen”, sentenciaba Park.

Estas declaraciones vienen tras la proyección del film animado ‘Underdog’, una cinta que pone en relieve el problema de los perros callejeros que viven en la zona desmilitarizada entre las dos Coreas.

No es la primera vez que el alcalde de Seúl busca “la manera de aumentar la tasa de adopción de perros callejeros” ya que, durante su mandato, se han cerrado varias carnicerías especializadas en esta carne, al tiempo que ha obligado al cierre de muchos mataderos en la capital coreana.

Park Won-soon, convencido animalista, se enfrenta de nuevo a un problema importante de la capital, ya que cada año se abandonan 8.500 perros, de los que una cuarta parte tienen que ser sacrificados por no ser adoptados.

Un millón de perros al año

Tras el visionado de la citada película, que asegura que le ha inspirado de nuevo para tomar cartas en el asunto de los derechos animales, Park recuerda que publicó una tesis sobre derechos de los animales:

“Fue cuando estudiaba en Inglaterra en 1991. Entonces, era abogado de derechos humanos y la gente me condenó por hablar de derechos de los animales cuando los derechos humanos todavía no estaban garantizados”.

Las cifras son las siguientes: entre 700.000 y un millón de perros son utilizados como alimento en Corea del Sur cada año, tal y como sostiene Lee Jung-mi, miembro del Departamento de Justicia y de la ONG ‘Kara’. No obstante, esta cifra que se ha reducido en los últimos tiempos dado que comer este tipo de carne no está bien visto entre los jóvenes. Hoy en día, el 70 por ciento de los surcoreanos no comen carne de perro, pero sólo el 40 por ciento cree que debería estar prohibida.

La decisión del alcalde de Seúl de obligar a mudarse a los pocos mataderos que aún quedan en la capital llega meses después de que cerrara el complejo Taepyeong-dong. Se trataba del matadero de perros más grande de Corea del Sur, estaba ubicado en Seongnam y estaba compuesto por seis mataderos que podían sacrificar a cientos de perros cada día.

Fuente: El Confidencial