Saltar al contenido
20
Mar

May lanza ultimátum sobre el Brexit

Una nueva prórroga de 3 meses ha solicitado la primera ministra Theresa May para extender la decisión de la salida del Reino Unido de la Unión Europea pero no sin antes dar un ultimátum sobre el Brexit.

«No estoy preparada para retrasar el Brexit más allá del 30 de junio», afirmó May ante el Parlamento británico, tras remitir una carta al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, con la petición de extender el artículo 50 del Tratado de la UE.

En la carta, May culpa del retraso en la aprobación del acuerdo del Brexit al Parlamento y, específicamente, al presidente de la Cámara de los Comunes John Berkow, que se negó a la posibilidad de una nueva votación sobre el mismo texto.

En este ultimátum de May pide a los 27 que ratifiquen las concesiones logradas en su encuentro en Estrasburgo con Jean-Claude Juncker para que pueda someter el acuerdo a una tercera votación antes del 30 de junio, con el propósito de aprobar también en ese tiempo toda la legislación pendiente de inmigración, comercio, finanzas, salud, agricultura y pesca que tiene que estar lista en el momento en que se consume el Brexit.

«La idea es dar un poco más de tiempo al Parlamento para decidir cómo seguimos avanzando», declaraba un portavoz de Downing Street a la BBC. «La gente en este país ha estado esperando casi tres años y está harta del fracaso del Parlamento a la hora de tomar una decisión, y la Primera Ministra comparte esa frustración».

Vea también: Se avecina un Brexit sin acuerdo ante postura de Theresa May

Al optar por una extensión corta del Brexit, el Gobierno británico pretende evitar a toda costa la participación en las elecciones europeas, del 23 al 26 de mayo. La nueva fecha límite del 30 junio permitiría, en principio, eludir la cita electoral, ya que el nuevo Parlamento europeo no se constituye hasta primeros de julio.

Tras una explosiva reunión de su gabinete en la que varios ministros pro-Brexit amenazaron con dimitir, May renunció a la opción de una extensión larga de hasta dos años, así como a la posibilidad de una prórroga en dos tiempos si en tres meses no se aprueba su acuerdo con Bruselas

El presidente de la Comisión Europea Jean Claude Juncker advirtió por su parte que la decisión final de los 27 sobre el el ultimátum dado por May sobre el Brexit no se producirá posiblemente esta semana durante la reunión del Consejo Europeo prevista para mañana, jueves e insistió en que para que la UE pueda dar el visto bueno a la extensión del Artículo 50, hará falta «más claridad» por la parte británica. Todos los países miembros deben ponerse de acuerdo en la prórroga.

«Estamos en las manos de Dios si no se aprueba un acuerdo la próxima semana», advirtió Juncker, ante la inminencia del 29 de marzo, la fecha marcada inicialmente para el Brexit. «Probablemente tendremos que vernos de nuevo la semana próxima», dijo Juncker. «May no tiene en estos momentos el apoyo al acuerdo, ni en el Parlamento ni en su Gobierno».

Fuente: El Mundo