Saltar al contenido
19
Ago

Meghan y Harry no pueden vivir en el Castillo de Windsor ¡Entérese!

Actualizado: 19/08/2019 13:17

Antes de casarse, el Príncipe Harry y Meghan Markle le propusieron a la Reina Isabel poder vivir en el Castillo de Windsor antes que alojarse en la casa de campo de Frogmore Cottage.

La Reina Isabel en respuesta les mostró su negativa argumentando que el Castillo no era un lugar para establecer una familia.

Meghan y Harry en el palacio de Windsor

Hugo Vickers, experto en la Familia Rea Británica, explicó: «Los Duques de Sussex quizá estaban pensando en las habitaciones vacías. Las suites que están en los apartamentos privados, o puede que algunas de las antiguas viviendas pudieran haber sido reconvertidas en otra cosa. Pero puedo entender cómo podría no ser del todo apropiado tener a una familia viviendo allí».

Ante la respuesta de la Reina de Inglaterra, tanto el Príncipe Harry como Meghan Markle se tuvieron que conformar con la casa de campo de Frogmore Cottage. Reconstruyéndola con una obra valorada en 2,6 millones de euros. En la reforma se realizó la unión de las cinco casas en una, que se establecería como la vivienda del futuro matrimonio y hogar para el pequeño Archie.

Un lugar especial para la pareja

Y es que tanto Meghan Markle como el Príncipe Harry no eligieron el Castillo de Windsor como vivienda por simple capricho.

Para ellos significa un lugar muy especial. En una capilla habilitada en esta fortaleza fue donde la pareja dio el ‘sí quiero’.

Además también fue ahí el pequeño Archie Harrison recibió las aguas bautismales. Por lo que, aparte de ser una de las residencias oficiales de la Reina Isabel, también es un lugar muy especial para la vida de los Duques de Sussex.

Fuente: Bekia