Saltar al contenido
11
Feb

Mire por dónde sí podría pasar la ayuda humanitaria a Venezuela

Actualizado: 11/02/2019 15:41

Líderes de la comunidad Pemón en la frontera entre Brasil y Venezuela conversaron con la agencia internacional de noticias Reuters y les aseguraron que están dispuestos a permitir el ingreso de la ayuda humanitaria al país.

Agregaron que las necesidades de la población deberían estar por encima de situaciones políticas.

“Estamos preparados físicamente, sin armamento, dispuestos a abrir la frontera para recibir las donaciones”, aseguraron.

La ayuda humanitaria se ha convertido en un foco polémico en medio de la crisis que atraviesa Venezuela, puesto que Maduro niega que exista tal crisis y acusa a los países involucrados de querer intervenir en el país.

Brasil es otro de los países que ha alzado la voz junto a Estados Unidos, Europa y diferentes naciones latinoamericanas para reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de la República.

Maduro, que niega que haya incluso una crisis humanitaria, dice que no permitirá ese “show” al que describe como
parte de un plan dirigido por Estados Unidos para socavar y derrocar a su gobierno.

Seis líderes de la comunidad Pemón que residen en el municipio Gran Sabana que limita con Brasil dijeron a Reuters que las necesidades apremiantes de la población deberían superar cualquier politización con respecto a la ayuda humanitaria.

La Gran Sabana, una llanura cubierta de grama y de inmensas montañas en el estado Bolívar, en el sur del país, tiene la única carretera pavimentada entre Venezuela y Brasil.

“Estamos preparados físicamente, sin armamento, dispuestos a abrir la frontera para recibir la ayuda humanitaria”,
dijo el alcalde de La Gran Sabana, Emilio González a Reuters. “Esto no lo va a paralizar ni la Guardia ni el
Gobierno. Estamos listos a la espera de la ayuda”.

Las comunidades indígenas cuentan con un mayor grado de autonomía que otras en Venezuela.

El gobernador de Bolívar y el jefe militar de la región de Guayana que comprende Bolívar y Amazonas, no estuvieron disponibles de inmediato para realizar comentarios.

Autoridad legítima

La comunidad pemón habita en Ciudad Bolívar y cuenta con más de 10.000 integrantes.

“Nosotros somos originarios de la Gran Sabana y no vamos a permitir que unos generales de afuera decidan por nosotros, somos autoridades legítimas y gobierno local”, dijo el concejal Jorge Pérez en representación de los indígenas de la Gran Sabana.

Pérez dijo que realiza visitas diarias al hospital local donde los pacientes y médicos se desesperan por la falta de medicamentos.

“Por una emergencia nos están sacando a Brasil, eso da pena, el hospital de Boa Vista está repleto de pacientes
venezolanos. ¡Ya basta!”, enfatizó.

Boa Vista, la capital del estado fronterizo brasileño de Roraima, ha recibido a decenas de miles de venezolanos que huyen de la crisis de los últimos años.

El tepuy Roraima, que se encuentra a más de 2.800 metros de altura y que se extiende a lo largo de la frontera, es un terreno sagrado para los pemones y un símbolo espiritual para muchos venezolanos.

La oposición venezolana hasta ahora ha anunciado públicamente la llegada de la ayuda humanitaria a la fronteriza 
ciudad colombiana de Cúcuta, donde se está almacenando debido a que las autoridades venezolanas han dejado claro que no permitirán su ingreso.

El alcalde González dijo que las autoridades brasileñas aún no le han informado la fecha precisa de la legada de la ayuda. Un portavoz del gobierno brasileño se negó a comentar sobre el tema, pero confirmó que era posible el transporte terrestre a la Gran Sabana.

¿Preparados para la batalla?

Los líderes indígenas dijeron que ya habían demostrado su voluntad de enfrentarse a los militares venezolanos por la ayuda humanitaria después de que las tropas bloquearan con barreras metálicas la vía entre la ciudad de Santa Elena de Uairén y la frontera con Brasil.

La comunidad Pemón, que cuenta con más de 10.000 integrantes en Venezuela, tiene una historia de escaramuzas con el ejército por temas que van desde la falta de gasolina hasta la minería informal.

El ejército está tratando de capturar a un coronel, dijeron, que habría desconocido a Maduro y estaría tratando de ayudar a coordinar la llegada de la ayuda.

Los pemones eliminaron las barreras y tuvieron un enfrentamiento con los militares hasta que las tropas acordaron retirarse, dijeron los indígenas.

“En el caso supuesto de que llegue la ayuda humanitaria y se impida su paso, se suspenderán los ingresos de los camiones así sean del gobierno nacional”, dijo Ángel Páez, un líder Pemón desde el territorio Akurimo de la Gran
Sabana.

“Si no hay para el pueblo, ni para el gobierno habrá”, agregó.

Fuente: Reuters / El Nacional