Saltar al contenido
8
Abr

¡Nefasto! Quiso cazar rinocerontes, lo mata un elefante y otra fiera lo devora

Destino final de un cazador furtivo. El hombre quería cazar rinocerontes, pero se convirtió en víctima mortal de un elefante y luego terminó devorado por una manada de leones en el parque nacional Kruger de Sudáfrica.

La Policía recibió información de que el primero de abril un grupo de hombres había ido al parque a cazar rinocerontes —una especie amenazada en vía de extición—, «cuando de repente un elefante atacó y mató a uno de ellos», dijo el brigadier de la policía Leonard Hlathi.

«Sus cómplices afirmaron haber llevado su cuerpo a la carretera para que los transeúntes pudieran encontrarlo en la mañana. Luego desaparecieron del parque», agregó Hlathi.

Los otros cazadores huyeron del lugar y avisaron a un familiar de la víctima lo que sucedió, quien a su vez alertó a la policía. Los guardaparques comenzaron a buscar al hombre, por tierra y aire; sin embargo, en un comienzo no pudieron localizarlo debido a la falta de luz, informó el diario británico The Guardian.

El pasado 4 de abril, un escuadrón conformado por policías y guardabosques encontró los restos del cazador cerca a un área del parque conocida como Crocodile Bridge.

LEE: Revelan la espeluznante verdad detrás la muerte de dos madres y sus hijos

Leones se comenn a un cazador furtivo en Sudáfrica

«Lo que se encontró en la escena sugiere que una manada de leones devoró los restos dejando solo un cráneo humano y un par de pantalones», dijo Isaac Phaahla, gerente general de comunicaciones del parque nacional Kruger.

Tres hombres, de entre 26 y 35 años, fueron arrestados, informó la policía en un comunicado.

El pasado 5 de abril, los sospechosos comparecieron ante un tribunal en donde fueron acusados ​​de posesión de armas de fuego sin licencia, conspiración para la caza furtiva y entrar de manera ilegal al parque. También se abrió una investigación sobre la causa de la muerte del cazador.

«Entrar al parque nacional Kruger ilegalmente y a pie no es prudente, conlleva muchos peligros y este incidente es una prueba de ello. Es muy triste ver a las hijas del fallecido lamentando la pérdida de su padre, y peor aún, solo pudiendo recuperar muy poco de sus restos», dijo Phaahla.

Más de s en Sudáfrica entre 2013 y 2017. Y este país, que alberga a casi el 80% de los rinocerontes del mundo, ha sido especialmente golpeado por la caza ilegal.

Mientra, los cazadores furtivos siguen con los ojos puesto en el parque nacional Kruger, ya que tiene la mayor concentración de rinocerontes en el planeta.

Fuente: Infobae