Saltar al contenido
8
Jul

Negarse a tener sexo fue suficiente para desatar la ira de su esposa

Este fin de semana se logró conocer que una mujer en Uganda llena de ira le cortó el pene a su esposo porque él se negó a tener sexo con ella por su consumo excesivo de alcohol. La justicia sigue buscando a la mujer, mientras el hombre está internado en un hospital.

Moses Okot, un campesino de 46 años, se encontraba dormido cuando sintió la mutilación. Se dio cuenta de que la cama estaba húmeda, luego se percató de la sangre y por último vio lo que le había hecho su esposa.

Lo que detonó la ira de la mujer contra su esposo

Beatrice Acen, de 35 años, llegó a su casa bajo los efectos del alcohol y discutió con Okot. El conflicto sobrevino porque ella le exigió que tuviera sexo, acción a la que se negó según su propio testimonio.

“Como hombre ya no toleraba su alcoholismo, así que decidí negarme a acostarme con ella con la esperanza de que cambiara”, comentó, aunque agregó que no había estimado la posibilidad de dejarla.

Fuente: 800 Noticias