Saltar al contenido
19
Abr

Las nuevas confesiones del hijo secreto del Rey émerito Juan Carlos

Para nadie es sorpresa que el anterior Rey de España sea el protagonista de importantes escándalos familiares. Pero ahora, las confesiones del supuesto hijo ilegítimo del Rey Juan Carlos encienden una delicada polémica.

Con el título ‘El monarca de la Bisbal’, Albert Solà publicó a finales de marzo un relato autobiográfico en el que destripa la vida del que durante más de tres décadas definió, incluso en los juzgados, ser vástago del padre del Rey Felipe VI.

Confesiones del hijo ilegítimo del Rey Juan Carlos

Ahora en una entrevista con ‘Semana’ en su pueblo, La Bisbal (Girona), habla sin tapujos pero también sin rencor sobre lo que ha sido una batalla legal en la que afirma haberse gastado “más de ochenta millones de pesetas en descubrir quién era mi padre”.

“Menuda me ha caído. Ojalá el Rey no fuera mi padre. No le deseo esto a nadie”, explica el barcelonés, cuyo periplo judicial terminaba en mayo de 2014.

Esto cuando el Tribunal Constitucional tumbaba el recurso de amparo presentado contra la sentencia del Tribunal Supremo en la que no se admitía su demanda de paternidad contra el rey Juan Carlos por no aportar una prueba de ADN, ocultar datos voluntariamente y contener alegaciones que carecían de soporte documental seguro.

El hijo ilegítimo del Rey Juan Carlos publicó un libro relatando su vida tras descubrir quién era su padre.

Solà no teme a las repercusiones de su libro ni cree que vaya a tener los problemas que sufrió David Rocasolano tras publicar su obra sobre la reina Letizia. “Si se enfrentan a mí, tendrán un problema”, advierte.

“Tendríamos que ir a juicio y establecer un parentesco, algo que lógicamente no quieren. Por desgracia soy el hijo mayor y todo el mundo sabe lo que eso implica”.

Pese a que habla con resignación y tranquilidad sobre su calvario familiar, sí reconoce que una vez llegó a temer por su vida y tuvo que pasar la noche escondido en un parking, aunque al final llegó a la conclusión de que “Juan Carlos solo quería protegerme”.

“Apoyo a Felipe. Lo apoyaré hasta que dure la monarquía”, dice el catalán, que siempre ha asegurado que renuncia a sus supuestos derechos a la Corona española. Aunque sobre el actual monarca apostilla que “el único reproche que le hago es que me podía haber agradecido lo bien que he hablado de él desde que es Rey”.

Fuente: Vanititis