Saltar al contenido
1
Feb

Papa Francisco tiene una peligrosa tarea en los Emiratos Árabes Unidos

Francisco se convertirá en el primer pontífice que visita la península Arábiga con su viaje a Emiratos Árabes Unidos (EAU) del 3 al 5 de febrero, con el que pretende reforzar el diálogo religioso y llevar su cercanía a la comunidad católica, compuesta casi en su totalidad por inmigrantes.

Un viaje en el que Francisco hará de nuevo historia ya que, además de ser el primer papa que pise la región, también se prevé que oficiará la misa católica con mayor número de personas que se haya celebrado en un país musulmán, pues ya se han agotado las cerca 135.000 entradas distribuidas para la ceremonia que tendrá lugar en la Ciudad Deportiva Zayed.

En el habitual mensaje que el papa graba en cada uno de sus viajes internacionales, elogió a los EAU por ser «un modelo de convivencia, de hermandad humana y de encuentro entre diversas civilizaciones y culturas».

Incluso las autoridades del país han decidido que el día 5 de febrero sea festivo en el país para que los trabajadores de fe católica, en su mayoría asiáticos, sobre todo indios y filipinos, puedan acudir libremente al evento.

Los planes de Francisco

Un funcionario de la Secretaria de Estado vaticana subrayó en un encuentro con periodistas que los católicos en Emiratos, que son cerca de 900.000, nunca expresaron quejas por fanatismo o discriminación. Aunque también habló de que en los Emiratos la Iglesia sigue siendo «de pasaporte y visado», ya que los sacerdotes – ninguno oriundo – que viven allí necesitan renovar sus documentos continuamente para continuar residiendo.

Para Paul Hinder, vicario apostólico en Emiratos Árabes Unidos, Omán y Yemen, la visita del papa «podrá dar frutos como Iglesia y en las relaciones con los musulmanes, también con vistas a la libertad religiosa» en otros países, según declaró a la pagina de información AsiaNews, que pertenece al Instituto Pontificio para las Misiones.

«También tendrá una importante implicación para el diálogo interreligioso y la esperanza es que de alguna manera sirva para suavizar los conflictos que están sangrando en la región», agregó Hinder.

A este propósito, el papa viaja a un país que forma parte de una coalición que junto con Arabia Saudí está interviniendo militarmente en Yemen en contra del movimiento rebelde chií de los hutíes desde marzo de 2015, lo que ha provocado numerosas víctimas civiles y que actualmente es la mayor crisis humanitaria del planeta.

Fuente: NTN24