Saltar al contenido
10
Feb

Peligrosa tormenta de nieve mantienen en vilo a Washington

La naturaleza cobra sus espacios. Una tormenta invernal cubrió de nieve el estado de Washington y obligó a la cancelación de unos 200 vuelos avanzó el sábado hacia Oregon. De momento los meteorólogos advierten que seguirá nevando por lo que la alerta se extendió.

En Seattle, en donde raras veces nieva, los residentes vaciaron los estantes de las tiendas y salieron antes del trabajo el viernes por la tarde en anticipación a la tormenta. El 9 de febrero, muchas personas se pusieron su equipo para esquiar y salieron a las colinas de sus vecindarios o incluso a las calles que eran demasiado inclinadas para el tránsito vehicular. En Tacoma, cientos de personas se reunieron en un parque para una pelea con bolas de nieve, después de que un vecino de la zona sugiriera la idea en Facebook.

“Es una mañana perfecta para arroparse y jugar en la nieve, pero no manejen si es que no tienen que hacerlo“, tuiteó el gobernador Jay Inslee.

Se registraron más de 30,5 centímetros (un pie) de nieve en algunas áreas, incluyendo la Península Olímpica, en la más reciente batalla del país contra el clima invernal.

Tormenta de nieve

En el centro de Washington, montículos de nieve de entre 0,9 y 1,2 metros (tres y cuatro pies) de altura provocaron el cierre de la carretera interestatal 90 y la autopista federal 2. El Departamento de Policía del Condado de Grant advirtió que muchos caminos estaban cerrados por acumulaciones de nieve.

“Las condiciones por la nevada empeoran a cada minuto, así que no esperen que las condiciones para viajar mejoren”, dijo el sheriff. El Servicio Nacional de Meteorología dijo que podría seguir nevando el sábado, y que se prevé otra tormenta para principios de la próxima semana.

Tormenta de nieve deja en emergencia a Washinton.

Unas 180 personas pasaron la noche en un albergue en el Centro Seattle, y las autoridades salieron otra vez el sábado a recoger a indigentes para trasladarlos a un lugar seguro. Inslee declaró estado de emergencia por la tormenta y, a pesar de que había poco tráfico, algunos autos derraparon y provocaron accidentes. El departamento de estatal de transporte dijo que tuvieron que quitar varios árboles que cayeron en las calles en la región de Tacoma.

En Portland, un camión cisterna chocó de lado con una camioneta en un cruce entre las autopistas 5 y 84, bloqueando la rampa durante horas. Otras partes del país también lidiaban con un clima complicado. Los residentes de Hawai se preparaban para inundaciones en la costa en medio de pronósticos de marea alta.

Fuente: El Nuevo Herald