Saltar al contenido
22
Nov

¡Pendientes! Conoce por qué no es bueno cargar el teléfono en cualquier lado

Actualizado: 22/11/2019 10:21

Una nueva estafa enciende las alarmas entre la población, el delito lo realizan los hackers con los cargadores USB públicos. Deberías pensarlo dos veces antes de usar ese cable extraño de la estación de carga del aeropuerto o de conectarte en el hotel.

En la antesala de la ajetreada temporada navideña, la oficina del fiscal de distrito del condado de Los Ángeles está alertando a los viajeros sobre una estafa realizada con cargadores USB, conocida también como “ataque de carga”.

La nueva estafa con cargadores USB

“Una carga gratuita podría terminar vaciando tu cuenta bancaria”, dijo el fiscal adjunto de distrito, Luke Sisak, en un video publicado en línea este mes.

El “ataque de carga”o juice jacking como se conoce en inglés, sucede cuando los usuarios desprevenidos conectan sus dispositivos electrónicos en puertos USB o usan cables USB que son previamente cargados con un programa malicioso.

El programa malicioso procede a infectar el dispositivo, lo que les da entrada a los hackers. Con ese acceso, los ciberatacantes pueden leer y exportar tu información, incluyendo tus contraseñas, e incluso bloquear el aparato, lo que hace imposible usarlo.

¿Qué es el ataque de carga?

El “ataque de carga” se aprovecha de la necesidad cotidiana de tener la batería completamente cargada, dijo Liviu Arsene, experto en seguridad cibernética de BitDefender.

Arsene aconseja no usar los cables USB que ya estén conectados en las estaciones de carga, o incluso los que se regalan como obsequios promocionales.

“De manera sencilla se puede lograr que estos cables con programa malicioso luzcan idénticos a cualquier otro cable, cuando las personas lo ven, no piensan ni esperan que pueda ser riesgoso”.

Otras maneras de protegerte incluyen tener cargadores propios, conectarte directamente a un enchufe eléctrico y usar baterías portátiles compradas a proveedores certificados, afirmó Arsene.

“No creas en todo lo que ves, ni en todo lo que toques”, dijo, y señaló que a partir del viernes negro, si algo parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente así sea.

No son solo los cables los que plantean un riesgo para los consumidores de tecnología. También son los puertos USB.

Fuente: NY Times