Saltar al contenido
militares colombianos detenidos
11
Jul

¡Pendientes! Extraños movimientos en el ejército de Colombia

Escándalo en el Ejército de Colombia. Doce militares colombianos están detenidos y las miradas se posan sobre miembros del Alto Mando. Están involucrados en hechos de corrupción.

Doce militares colombianos detenidos por corrupción

La Fiscalía de Colombia informó este miércoles la captura de doce  suboficiales. A todos los vinculan con «actos de corrupción». Pertenecían a una presunta red que exigía dinero a los uniformados a cambio de beneficios.

 A estos funcionarios los imputarían por «fraude procesal, acceso abusivo a un sistema informático, tráfico de influencias de servidor público». Tambien los acusarían de «prevaricato por acción, falsedad en documento privado y concierto para delinquir».

Según la Fiscalía, este grupo ejecutó sus operaciones en guarniciones militares. Pedía a los militares entre cuatro y cinco millones de pesos «para beneficiarlos con trámites de ascensos y cambios de unidades militares».

Investigación por corrupción en el ejército de Colombia

Por su parte, el Comando del Ejército Nacional de Colombia informó, a través de un comunicado, de la aprehensión. Adelantó que la investigación la llevaron cuerpos de Contrainteligencia. Actuaron en coordinación con el Cuerpo Técnico de Investigación del departamento de Cundinamarca.

Entre los apresados se encuentra un sargento viceprimero, siete sargentos segundos, dos cabos primeros y dos cabos segundos.

Sin embargo, los altos cargos señalados en investigaciones periodísticas de haber cometido supuestas irregularidades no han sido detenidos. Estos han recurrido a medidas administrativas dentro de la institución.

Altos mandos involucrados

Un reportaje de Semana que se basó en grabaciones, testimonios, videos y documentos en poder de la Fiscalía y la Procuraduría, menciona a los siguientes altos mandos:

  • El actual jefe del Comando de Apoyo Integral y Desarrollo, Jorge Romero, relacionado con presuntos actos de corrupción relativos a permisos de porte de armas a civiles y malos manejos entre 2015 y 2017, cuando comandó la Cuarta Brigada del Ejército, con sede en Medellín.
  • El segundo comandante del Ejército, Adelmo Fajardo, vinculado con la petición de cantidades de dinero a sus oficiales para gastos personales y familiares, entre 2016 y 2017, cuando era el comandante del Comando de Educación y Doctrina del Ejército.
  • El general Eduardo Quirós, jefe del comando de apoyo a la contrainteligencia, señalado de coaccionar a oficiales sospechosos de haber divulgado información a la prensa sobre malos manejos en esa institución.

Fuente: Actualidad RT