Saltar al contenido
10
Ene

¡Preparados! La creativa manera de vigilar las costas de Estados Unidos

La policía de Miami Beach, en el estado de Florida, ideó usar un dirigible atado, llamado aerostato, con el fin de vigilar a las multitudes con el argumento de que no se trata de un avión tripulado.

Según reportó el Miami News Times, el Departamento de Policía de esta zona comenzó a probar con métodos alternativos de vigilancia para así eludir la prohibición realizada en 2015 cuando se aprobó una ley cuyo objetivo era prohibir el uso de drones para monitorear a los ciudadanos desde el aire
sobre todo en fechas en las que se reúne una gran cantidad de gente como el Memorial Day
, en el 2017, así como las vacaciones de Privamera y las festividades de Halloween del año pasado.

Pero fue hasta ese momento cuando el Departamento de Policía compró un aerostato fijo y lo usó para monitorear una fiesta del Orange Bowl, el 28 de diciembre. Jimmy Morales, el gerente municipal de Miami Beach, señaló a través de una carta que el dirigible no violaba la ley.

Debido a las restricciones legales impuestas a los departamentos de policía según la ley de Florida y debido a la duración de la batería y el tiempo de vuelo limitados, los vehículos aéreos no tripulados (también conocidos como ‘drones ‘) no son una opción actual para que el Departamento de Policía de Miami Beach controle las multitudes desde el aire. Las grandes reuniones en eventos importantes

Según Morales esta es una táctica para combatir el terrorismo y explicó que se trata “de una nueva tecnología inteligente, y es una tecnología segura que estamos usando para mantener a la gente a salvo durante los grandes eventos”.

El dirigible no se puede mover, como lo haría cualquier otro dispositivo, pero tiene un lugar privilegiado desde el cual puede desplegar cámaras y monitorear a cualquier persona que esté en una multitud.

También la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) utiliza aerostatos similares para la vigilancia y lo ha estado haciendo durante años. La primera vez que la agencia desplegó sus aerostatos fue en el 2013, en la frontera de México con EEUU.

“Actualmente hay cinco Aerostatos estacionados en el Sector del Valle del Río Grande (Falfurrias, Penitas, Sullivan City, Rio Grande City, Roma)”, dijo el funcionario a Gizmodo. “No forman parte de la Operación Línea Segura y han estado aquí durante años”.

La Operación Línea Segura es el nombre que adoptó posteriormente la Operación Patriota Fiel un día después de las elecciones intermedias del 2018.

Estos aerostatos se han usado en zonas de guerra y ya hasta forman parte del paisaje. Los sensores, drones y la tecnología de imágenes se han desplegado en los campos de batalla de Irak, Afganistán y Siria en las últimas dos décadas y estos mismos son los que ahora son usados por los mismos estadounidenses para vigilar dentro de su territorio.

Recientemente se reveló que la CBP realizó otras misiones no tripuladas en 2017, y fue un número incluso mucho más amplio de lo que había hecho anteriormente en toda su historia.

El departamento de policía local de todo el país está ansioso por tener nuevas formas de controlar a los ciudadanos desde arriba, según medios de comunicación.

Incluso el Departamento de Policía de Nueva York tiene una flota de drones para operaciones titánicas, que recientemente utilizó para monitorear a las multitudes durante la víspera de Año Nuevo.

Fuente: Infobae