Saltar al contenido
7
Feb

¡Qué desagradable! Lo que hizo un perro con la cabeza de su dueño

Este jueves, los vecinos de Vigo en España, hicieron un hallazgo espeluznante cuando localizaron el cuerpo de un hombre de 69 años,  tumbado en suelo con parte de la cabeza desgajada del tronco, por lo que se cree que su propio perro, de la raza Border Collie, lo atacó tras fallecer devorando las partes blandas.

La Policía Nacional investiga la aparición del cadáver  quien aparentemente falleció en su domicilio por causas naturales, pero cuyo cuerpo presentaba un aspecto que los agentes que se personaron en el lugar describieron como «muy desagradable». 

Según confirmó el Comisario de Vigo, Luis Gallego, la inspección ocular realizada por los agentes que acudieron a la vivienda de este hombre, en la parroquia de San Andrés de Comesaña, apunta a que la muerte se produjo por causas naturales hace unos días, y no había indicios de que hubiera sido violenta.

No obstante, el cuerpo se encontraba parcialmente mordido por el propio perro de la víctima, en una «escena desagradable», según ha apuntado el responsable policial. Por ello, ha añadido, la Policía está a la espera del informe de autopsia para confirmar las causas del fallecimiento.

No es el primer caso

«Ha sido una muerte natural que, por desgracia no es la primera vez ni será última, personas que viven solas y fallecen. Éste llevaba mínimo tres o cuatro días muerto y tenía un perro en casa, por eso la escena era desagradable», ha explicado Luis Gallego.

Ni los vecinos ni ningún familiar de la víctima detectaron su ausencia hasta que, pasados unos días desde la muerte, los policías acudieron a su vivienda. El suceso de Vigo no es primero de estas características que se produce en la Comunidad gallega, donde 121.500 personas mayores de 65 años residen en la más estricta soledad. Hace solo unos días, un vecino de Ferrol vello fue localizado en su casa, en avanzado estado de descomposición, después de que los vecinos alertasen a la Policía de que llevaban cerca de un mes sin verlo.

Otro de los casos más traumáticos tuvo lugar hace un par de años en la localidad coruñesa de Culleredo. Un buzón desbordante y un coche cubierto de polvo dieron la voz de alarma siete años después de que se le hubiese perdido la pista a una vecina de 56 años que vivía sola. Cuando los agentes entraron en su piso se encontraron su cuerpo momificado. En el conjunto del país, más de un millón de mayores viven solos o en compañía, únicamente, de sus animales.

Fuente: El País