Saltar al contenido
13
Mar

Qué es una célula vegetal y qué características tiene ¡Entérate!

Actualizado: 13/03/2019 20:18

Desde la creación misma del planeta son muchos los eventos que desconocemos, pequeños pero importantísimos procesos de formación vida se siguen dando desde que tenemos conciencia sobre la vida en la Tierra. Tal es el caso de las células vegetales, estas son en esencia la unidad básica que constituye todos los tejidos y órganos de los seres del reino plantae, incluyendo sus funciones específicas, su nutrición y su reproducción. Casi todas las células vegetales poseen vacuolas, que tienen la función de transportar y almacenar nutrientes, agua y productos de desecho; las mismas tienen en especial tipos y características que las convierten en los elementos vivos más pequeños que existen.

En el mundo de la biología, una célula vegetal tiene la magnífica capacidad de reproducirse independientemente. Es propicio señalar que existen dos tipos de células vegetales; en primer lugar, se encuentran las células eucariotas, estas se componen por tres segmentos diferentes: la membrana celular, el citoplasma y el núcleo. La pared celular en sí es celulósica, lo que le brinda cierta rigidez para evitar cambios de su posición y forma en sí. El ADN de las células eucariotas se encuentra dentro de un compartimento separado del resto de la célula lo que la hace aún más sorprendente.

En segundo lugar, se encuentran las células procariotas. Estas son organismos unicelulares sin núcleos, es por ello que su material genético está esparcido por todo el citoplasma reunido en el nucleoide. Se tiene entendido o al menos así lo refieren los expertos en materia biológica que todos los organismos que existen actualmente derivan de una forma unicelular procariota.

La estructura que conforma las células procariotas se deriva así: la membrana plasmática, la pared celular (acá entra una excepción en cuanto a los micoplasmas y los termoplasmatos), el citoplasma, el nucleoide y los ribosomas. Adicionalmente se han descubiertos compartimentos procariotas que parecen tener el propósito de resguardar o llevar a cabo ciertos tipos de tareas especializadas. Algunos de ellos son; Clorosomas, Carboxisomas, Anammoxosomas, Ficobilisomas, Proteosomas y Magnetosomas. Por último, sabemos que su reproducción se da de dos maneras asexual y parasexual.

Si bien es cierto que la estructura de las células vegetales es amplia siempre es bueno estudiarlas para no olvidar la composición y funcionamiento de las mismas.

Características de las células vegetales

Las células vegetales se caracterizan por poseer cloroplastos, orgánulos celulares que realizan la fotosíntesis, ese proceso que ya todos conocemos como la transformación de energía lumínica en energía química, creando así su propio alimento.

  • Núcleo y membrana nuclear: en el núcleo de la célula se encuentra la mayor parte del material genético en sí, todas las células de cada planta contienen la misma información genética. Las células vegetales se caracterizan por tener, además de la membrana celular, es algo así como un segundo envoltorio denominado pared celular, todo ello depende del tipo de célula vegetal que estudiemos, la pared celular en cualquiera de los casos suele ser más rígida o más flexible.
  • Citoplasma: es una disolución acuosa donde se encuentran todos los orgánelos de la célula, incluyendo los cloroplastos. Es todo lo que rodea el núcleo de la célula y es limitado por la pared celular y la membrana celular.
  • Plastos y Cloroplastos: son orgánelos que se ocupan de producir y almacenar químicos utilizados por la célula. Se encuentran en células de plantas, flores, frutos y algas.
  • Células del parénquima: constituyen una pieza clave en las células vegetales, puesto que son las células con mayor número de funciones, desde el almacenamiento, soporte, transporte de nutrientes, hasta la importantísima fotosíntesis. De hecho, son el principal componente de las hojas de las plantas. Su función es la penetración de la luz y la regulación del intercambio gaseoso. Es por ello que su pared celular es sumamente delgada y permeable a pequeñas moléculas.
  • Células del colénquima: en esencia es el tejido de sostén en plantas herbáceas. Su función es ofrecer flexibilidad a los tallos y además colaboran con la longitud de la planta. También se encuentran en los nervios de las hojas en sí.
  • Células escleróticas: el esclerénquima de las plantas es lo que les otorga su apoyo mecánico y está formado por células duras. Les otorga resistencia a hojas y tallos y, en algunos casos, también son de defensa contra animales herbívoros y larvas de insectos.
  • Células del xilema: aunque no lo creas son uno de los tipos de células más antiguos, datan de hace más de cuatrocientos millones de años y su función primordial es conducir el agua a lo largo de planta.
  • Células del floema: se encargan de transportar sacarosa a diversos lugares de la planta. La sacarosa se traslada de una célula a la otra por medio de la ósmosis.

Es importante saber que no existe ninguna relación entre el tamaño de la planta y el tamaño de las células. La naturaleza fue muy sabia al hacer muy bien su tarea.

Fuente: https://www.todorespuestas.net/celula-vegetal/