Saltar al contenido
13
Nov

¡Qué fuerte! El Chicle describe en el juzgado todo lo que le hizo a Diana Quer (Video)

Actualizado: 13/11/2019 13:40

José Albuín, conocido como El Chicle, hizo sus primeras declaraciones en el juicio que se le sigue por el asesinato de Diana Quer. El hombre no solo cuenta una versión preparada por su defensa sobre una «confusión» que lo llevó a matar accidentalmente a la joven. Además, explica a detalle cómo asesinó a la chica.

Las declaraciones del Chicle en el juicio

José Enrique Abuín Gey, alias El Chicle, pasado el mediodía de este martes hizo las declaraciones en su juicio. Con todo lujo de detalles y sin rechazar ninguna pregunta, soltó su versión sobre la muerte de la joven Diana Quer.

«Yo estaba robando gasoil de camiones con dos garrafas y vi llegar a la chica. Iba en dirección a los gitanos y pensé que era una de ellos, una de los feriantes de las fiestas patronales que había allí acampados», declaró.

«Creí que me iba a delatar. Yo no podía cometer delitos o entraría en prisión, porque estaba pendiente de una sentencia por drogas, con la condena suspendida», aseveró.

 

Asesino de Diana Quer describe a detalle cómo la mató

«Me fui hacia ella y la agarré con la mano derecha por el cuello. Luego le sostuve la cabeza con la izquierda por detrás y apreté. Se fue al suelo y se quedó con los ojos abiertos. Vi que no se movía, que estaba parada. Le pegué en la cara dos o tres palmadas. Estaba muerta. Me asusté».

En la primera sesión del juicio por la muerte de Diana Quer, el único acusado insiste en que acabó con la vida de la chica de forma accidental.

«Tengo mucha fuerza en los dedos, con dos de cada mano puedo levantar mi propio peso», explica, y añade que una vez fallecida la cargó en los asientos traseros de su Alfa Romeo y la llevó hasta la nave abandonada de Rianxo. Allí finalmente arrojó el cadáver lastrado en un pozo de agua dulce.

«Sé que reaccioné mal, pero reaccioné así», se justifica. Él no sabía que en aquel pozo con tapa de hormigón habría agua, pero «tuve la suerte», dijo, de que la había, y a pesar de que lastró el cuerpo con dos bloques de cemento, el cadáver «quedó flotando».

La acusación sostiene que Abuín sí sabía que había agua, y que aprovechó esta circunstancia para borrar las pruebas de su agresión sexual, con el cuerpo allí oculto durante 497 días.

Video del juicio de El Chicle

Fuente: El País