Saltar al contenido
6
Oct

¡Qué horror! Hace un espeluznante descubrimiento de su familia adoptiva

Por la búsqueda exhaustiva del cuerpo de su madre biológica una mujer descubrió que su tío adoptivo es el asesino de su progenitora.

Heather Robinson se enteró de la verdad cuando tenía 15 años, pero la historia ha salido a la luz recientemente a través de una entrevista en un canal de televisión.

El espeluznante secreto de su familia adoptiva

John Edward Robinson fue detenido en el año 2000 y años más tarde se comprobó que había matado al menos a siete mujeres.

«Cuando escuché que John había sido arrestado recuerdo que [mi madre adoptiva] subía y bajaba las escaleras aterrorizada. ‘¿Cómo pudo hacernos esto? Vamos a ir a la cárcel. Esto es horrible'», decía según comentó Heather a ABC, tras señalar que su familia adoptiva tampoco lo sabía.

Después de su detención, se conoció que tanto Heather como su madre biológica Lisa Stasi habían sido reportadas como desaparecidas en 1985, en Kansas (EE.UU.). Las investigaciones determinaron que John asesinó brutalmente a la mujer pero no a la bebé, que en ese entonces se llamaba Tiffany Stasi y solo tenía 4 meses de edad.

Posteriormente, el asesino falsificó documentos de adopción y entregó la niña a la familia de su hermano, que la acogió y la rebautizó como Heather Robinson.

Hasta el día de hoy, las autoridades no saben exactamente lo que sucedió la noche del asesinato. Cuando la Policía registró la propiedad de John halló los cuerpos de cuatro mujeres almacenados individualmente dentro de barriles, sin embargo los restos de Lisa y otras dos víctimas no fueron encontrados.

«Quiero saber dónde está. Quiero saber quién era», señaló Heather en la entrevista exclusiva al medio estadounidense. Al referirse a su madre, agregó que «era una joven de 19 años asustada y maltratada, con una recién nacida, desesperada por mantener a su hija y ser madre […] Sé que lo haré, la encontraré».

John Edward Robinson  lo condenaron a pena de muerte. Actualmente se encuentra en una prisión de Kansas. El delincuente enfrenta cargos por asesinato en serie, estafa, malversación, secuestro y falsificación. Además, las autoridades temen que existan otras víctimas que todavía no han sido descubiertas.

Fuente: RT Actualidad