Saltar al contenido
hechizo para recuperar a tu pareja
15
Abr

Recupera al amor de tu vida con el hechizo de la manzana

Cuando el amor de tu vida se aleja lo normal es tomar medidas desesperadas y efectivas para que se retracte de su decisión. Hoy tienes la oportunidad de practicar el hechizo para recuperar a tu pareja usando como ingrediente principal una provocativa manzana roja.

La manzana es utilizada ancestralmente en trabajos pesados esotéricos, esta es la causa de las pasiones, y de las tentaciones, existe todo un contexto simbólico y significativo que envuelve esta fruta con la que se va a trabajar para que ese amor vuelve a tu vida.

El hechizo para recuperar a tu pareja

Tienes que saber que las frutas también tienen una fuerte energía en los trabajos de hechicería, sobre todo en amarres de amor. El hechizo de la manzana logrará que tu ex regrese a tus brazos en solo quince días. Solo necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Una manzana roja
  • Un pañuelo rojo
  • Una foto tuya y del ser amado
  • Una bolsa negra
  • Hilo para amarrar la bolsa.

Cuando vayas rumbo a elegir la fruta debes ir rezando una pequeña frase. «Voy por la manzana roja que me devolverá a mi amor y que nunca más se irá de mi lado».

Escoge la manzana pensando en este rezo y lograrás que el hechizo para recuperar a tu pareja sea efectivo.

Y cuando estés en tu casa vas a colocarte en algún lugar en donde no te interrumpa nadie. Es importante que sigas estos pasos ya que si por alguna razón alguien te interrumpe, tendrás que tirar todo y hacer de nuevo el proceso con otra manzana y otros ingredientes.

Ritual de la manzana

Parte la fruta elegida en dos y coloca las fotos dentro de la manzana, procura que las fotos queden frente a frente y anota los nombres completos en cada una de ellas. Luego envuelve la manzana juntando las dos mitades, con el pañuelo. Debes amarrarlos muy bien y lo meterás dentro de la bolsa negra.

Es muy importante que durante este proceso repitas la misma frase con la que empezaste este hechizo de la manzana. Se ve muy sencillo, pero toda la energía que le has aportado y con la fe, se vuelve en un trabajo poderoso. Vas a dejar este trabajo por tres días debajo de tu cama y sigues repitiendo el rezo, al tercer día lo retiras y lo entierras lejos de tu casa.

Fuente: En Pareja