Saltar al contenido
príncipe Carlos y la Reina Letizia
14
Mar

¡Reencuentro real! Así fue la complicidad entre el príncipe Carlos y la Reina Letizia

Durante la inauguración de una Galeria de Arte en Londres, se evidenció la buena relación entre  la Familia Real Española y la Familia Real Británica, con la complicidad entre el príncipe Carlos y la Reina Letizia de España.

La relación  el príncipe Carlos y la Reina Letizia es excelente, y no solo por sus lazos de sangre. Después de que quedara claro con motivo del Viaje de Estado de los Reyes Felipe y Letizia a Reino Unido en julio de 2017 y haya vuelto a quedar de manifiesto al comprobar que la Reina Isabel tiene expuesta en Buckingham Palace una foto de los Reyes y sus hijas en Mallorca, dos importantes miembros de las respectivas dinastías se han visto las caras de nuevo.

El príncipe Carlos y la Reina Letizia han unido sus agendas para inaugurar juntos la exposición ‘Sorolla: Spanish Master of Light’ en la National Gallery de Londres, que podrá verse entre el 18 de marzo y el 7 de julio y que muestra 60 obras que abarcan toda la carrera del pintor valenciano.

Reunión entre el príncipe Carlos y la Reina Letizia

Aunque el acto empezaba a las 18:30 horas, la Reina Letizia se presentó 20 minutos tarde. El Príncipe de Gales, ejemplo de puntualidad británica, estaba esperando, aunque viendo que Doña Letizia se retrasaba tanto, se quedó dentro de la National Gallery para recibir allí a su pariente real.

Lea más: ¡Derroche de glamour! El estilo de Letizia deja a todos impactados (FOTOS)

Al llegar, Doña Letizia, espectacular con un vestido estampado de flores, ajustado en la cintura y con falda abullonada de Carolina Herrera, recibió gritos de ‘guapa’, a los que respondió saludando con prisa, ya que no era cuestión de pararse y hacer esperar más a tan ilustre anfitrión.

Dos royals bien avenidos

La Reina fue recibida por el director de la National Gallery, Gabriele Finaldi, y una vez dentro saludó al Príncipe de Gales, que estaba encantado de volver a ver a Doña Letizia, algo que se vio que era mutuo. La consorte de Felipe VI y el heredero de Isabel II mostraron una gran complicidad y recorrieron las estancias tanto recibiendo explicaciones como comentando las obras de Sorolla.

Si algo llamó la atención fueron las manos rojas e hinchadas del Príncipe de Gales por causas que se desconocen, aunque más allá de eso, se le ha visto con buen aspecto. Por otro lado, ambos pasaron largo tiempo admirando un retrato de la Reina Victoria Eugenia, un antepasado común que une a las Casas Reales de España y de Reino Unido.

Fuente: Bekia