Saltar al contenido
riña entre Sofía y Letizia
28
Mar

La relación de Doña Sofía y Doña Letizia un año después de la riña en la Catedral de Palma

Actualizado: 05/04/2019 8:16

El próximo primero de abril se cumplirá un año desde que se reveló lo profundo de la riña entre Sofía y Letizia. Pues fue cuando a las puertas de la Catedral de Palma tras la misa de Pascua, doña Letizia impidió que Doña Sofía se fotografiara con sus nietas y además se vio cómo Leonor retiró bruscamente la mano de su abuela.

Este video le dio la vuelta al mundo y provocó pánico en Zarzuela, causando mucha indignación contra Letizia y la princesa Asturias que hasta ese momento tenía una imagen impecable. La situación era peliaguda de reconducción, ya que Doña Sofía era el miembro de la Familia Real más valorado por los españoles junto al Rey Felipe.

Un año después de la riña entre Sofía y Letizia

Un año después, parece que Doña Letizia salió beneficiada de aquella trifulca, ya que su imagen ha mejorado, en gran parte por su cambio de actitud a raíz del incidente. Pero no ha tenido tanto éxito en desplazar a Doña Sofía del primer plano institucional, pese a que la presencia oficial de la Emérita había caído en picado con sólo dos actos en lo que llevamos de 2019.

Desde la pelea entre Letizia y Sofía, no ha vuelto a protagonizar ninguna polémica, como reconocen los expertos en imagen.

«Sin duda aprendió de su error y ha hecho todo lo posible para que no se repita. Ahora, cada vez que acude a un acto se ve que cuida su comportamiento. Quizá le falta un poco de empatía, pero seguramente no sepa hacerlo de otra manera», declara a LOC Santiago Mollinedo, director de Personality Media.

Lea también: La sustituta que deja el rey Felipe por viaje a Argentina no le gustará a Letizia

También el sociólogo Carlos Fuente percibe el cambio: «Doña Letizia está ahora más centrada en su papel y dirige su agenda a temas candentes, como la equiparación de la mujer».

Para parecer más cercana, ha posado sin maquillaje, como hizo en septiembre el primer día de colegio de sus hijas, y hasta luce canas, cosa antes impensable en su perfeccionismo. También su relación con Don Felipe atraviesa un momento dulce tras los rumores de crisis que siguieron al incidente, incluso se les ha visto de la mano en algún acto.

Hasta pareció resignarse al protagonismo institucional de Leonor, que el 8 de septiembre recibió el espaldarazo como heredera en Covadonga y el 31 de octubre, en su 13 cumpleaños, intervino por vez primera en público leyendo un capítulo de la Constitución.

¿Sucederá este año otra escena como la del 2018?

Sin embargo, pese a sus esfuerzos, no ha logrado aún desplazar a Doña Sofía, cuya comparación ha sido la gran losa con la que la mujer de Felipe VI ha tenido que cargar. Tras la riña entre Sofía y Letizia, Zarzuela se afanó en escenificar escenas de reconciliación entre suegra y nuera que a la Reina no le quedó otra que secundar.

Vimos a una Letizia inédita abriendo, cual lacayo, la puerta del coche a Doña Sofía en el hospital donde operaron al Emérito, acudiendo un sábado con su suegra y Leonor y Sofía a ver el musical Billy Elliot o ejerciendo full time ante los objetivos de nuera modélica durante el verano en Mallorca.

La riña entre Sofía y Letizia se apaga

Superada esa fase, se pensó que Letizia había ganado la partida a su suegra, que en lo que va de 2019 sólo había aparecido el 10 de enero junto a Don Juan Carlos y los Reyes en los Premios Nacionales del Deporte y, en solitario, el 26 de febrero en la entrega de becas de la Fundación Reina Sofía en la Fundación Mapfre, nada que ver con ese mismo periodo en 2018, en que sumaba nueve actos.

La pelea de Letizia y Sofía con el tiempo se fue apagando.

La agenda de Zarzuela se prepara con mucha antelación, por lo que el incidente de Palma no repercutió en Doña Sofía, cuyo balance fue de 33 actos oficiales en 2018, uno menos que en 2017, que fueron 34, lo que supone una media de entre dos y tres por mes.

¿No hay reunificación familiar?

A diferencia de su madre, las Infantas Elena y Cristina sí se han evaporado, al último acto de la Emérita en la Fundación Mapfre, le acompañó la Infanta Elena, que trabaja en dicha entidad. Y ya que ninguna fue parte de la riña entre Sofía y Letizia la atención del público hacia ellas se fue disipando. 

De Doña Cristina se daba por hecha su rehabilitación familiar, con Urdangarin en prisión y tras compartir foto oficial con Don Felipe y Doña Letizia en el 80 cumpleaños de Doña Sofía en noviembre, cosa que hacía ocho años no ocurría, pero no ha vuelto a coincidir públicamente con su familia ni se la ha visto por España.

Un año después de la venganza de doña Sofía, la reunificación familiar parece que fue sólo un espejismo pasajero para paliar su onda expansiva, sobre todo en lo que respecta a Doña Letizia que, a excepción de Doña Sofía, ha logrado zafarse de la presencia institucional de la antigua Familia Real.

Como asegura Carlos Fuente: «El que Doña Letizia perdiera las formas en Palma quizá no era factor decisivo para relegarles, pero hay que asumir que hoy los Reyes son otros, pertenecen a otra generación y hay que buscar un estilo nuevo de monarquía. Don Juan Carlos y Doña Sofía son un activo importante, pero deben ocupar un plano más discreto».

Fuente: El Mundo