Saltar al contenido
10
Ene

Ritual para poder olvidar definitivamente a tu expareja

A veces luego de que se termina una relación es difícil seguir adelante, pues creamos un vínculo con esa persona que en ocasiones no son fáciles de disolver. Es por eso que el ritual que verás a continuación te ayudará terminar con ese corazón roto y así poder seguir adelante.

Sabemos que hemos superado a alguien como pareja sentimental cuando podemos hablar de él o ella sin experimentar sentimientos negativos como ira o tristeza, los cuales, hasta cierta etapa son no sólo inevitables, sino necesarios. No significa dejar de sentir cariño por la persona, sino transformarlo en agradecimiento por lo vivido y lo aprendido, así como entender que la relación ha terminado y dejar de sufrir por ello.

Con este sencillo ritual para cerrar una relación y olvidar a tu ex, podrás decir cómo te sientes y decretar que el ciclo finalizó. Únicamente necesitarás una hoja en blanco, un lápiz o bolígrafo y acudir a algún lugar con presencia de naturaleza, como el campo o un parque con árboles.

El procedimiento

Lo que harás es escribir una carta para la persona a la que deseas decir adiós. Antes de comenzar a redactar, te podrás cómoda en el sitio de tu preferencia, donde nadie te interrumpa, y en calma, con los ojos cerrados visualizarás la historia de los dos.

Posteriormente escribe de forma libre. No es necesario que sea muy extensa, pero sí debe contener los siguientes puntos:

  1. Algo que hizo y te molestó mucho
  2. Algo que dijo que te hirió
  3. Algo que agradezcas de su relación
  4. Algo que hayas aprendido de él

Puedes agregar algunas palabras finales en donde expliques cualquier situación que pienses que no quedó clara entre ustedes, o aquello que le dirías si tuvieras una sola oportunidad de hablar con él. Una vez terminada, léela por última vez y rómpela. Haz un pequeño agujero al pie de un árbol y entierra ahí los pedazos de papel, así tus sentimientos alimentarán a ese ser vivo y el ciclo continuará.

Si en ocasiones vuelves a sentir melancolía, regresa al árbol y recuerda que está vivo y alimentado en parte por algo que tú sientes, y que eso también tiene sus frutos, ya que te dejó cosas malas, pero también buenas, pues es aprendizaje y experiencia.

Al liberarte de estos apegos, el camino para nuevas relaciones se abrirá.

Fuente: En Pareja