Saltar al contenido
venta de gasolina en Venezuela
23
May

Se desata la especulación con venta de gasolina (Precio de infarto)

Actualizado: 05/06/2019 10:16

Pese a que el Gobierno nacional se niega a aceptar la realidad sobre la escasez de gasolina en el país, hay quienes buscan la manera de aprovechar la crisis y achicar aún más el bolsillo de los venezolanos. Quienes están dispuestos a pagar «de más» se preguntan cuánto cuesta un litro de gasolina.

Un trabajo del diario Panorama da cuenta del negocio redondo que tienen los pimpineros con la venta de gasolina en Venezuela.

El negocio de los «pimpineros» con la venta de gasolina en Venezuela

Crece la venta ilícita de gasolina en pimpinas, en las vías principales de Maracaibo. Las denominadas ‘mariposas’ expenden 5 litros de carburante por 5.000 bolívares en efectivo, a plena luz del día.

Lea también: Lo que reveló Pdvsa sobre escasez de gasolina en el país

Con Bs. 5.000 sería posible comprar 2.800 gandolas, equivalentes a 106.741.573 litros de combustible, tomando en cuenta que cada una tiene un valor de apenas 1.78 bolívares (precio Pdvsa).

En la circunvalación 3, troncal del Caribe, avenida Guajira, sector Curva de Molina, Trinidad, avenida Universidad, entre Delicias y el elevado de Ziruma, cerca de Milagro Norte y en barriadas del oeste estos ‘pimpineros’ mueven un embudo que contiene una manguera, seña que indica “vendo gasolina”.

Cuánto cuesta un litro de gasolina en Maracaibo

Legalmente, llenar el tanque de 30 litros de un vehículo compacto costaría 30.000 bolívares. No obstante, en la troncal un galón de combustible es ofertado entre 10 y 15 dólares.

El precio por litro de carburante es vendido en 1.000 bolívares por estas personas que lo ofrecen en, por ejemplo, la entrada al barrio Los Pescadores.

“También vendo 20 litros de gasolina por 5 dólares, si lo prefieres”, contó uno de estos ‘pimpineros’ al diario.

A lo largo de las arterias viales, es posible observar cómo los vehículos se detienen y tanquean cual estación de servicio. Algunos funcionarios policiales pasan y a escasos 100 metros de la sede del Servicio de Investigación Policial del estado Zulia (Sipez), en el sector Los Patrulleros. El ‘pimpinero’ recibe el pago y procede a surtir el vehículo. La escena se repite, sin pudor y bajo la mirada de autoridades policiales, en estas principales calles de la ciudad.

Hace cuatro días, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) desalojaron de las orillas de la troncal del Caribe a quienes se dedicaban a vender gasolina en estos recipientes. Sin embargo, la escasez continúa, al igual que las infinitas colas en las estaciones de servicio.

Fuente: Panorama