Saltar al contenido
aclararse el cabello con cloro
4
Abr

¡Se pasó! Así quedó una joven que intentó aclararse el cabello con cloro (Foto)

Querer cambiar de look llevó a una adolescente a tomar una drástica medida. La joven pensó que aclararse el cabello con cloro era la mejor opción y el resultado no fue lo que esperaba.

Josie Laro, de 19 años, de Dakota del Norte, estaba aburrida de sus mechones de color marrón oscuro y decidió cambiar su look. Siempre quiso ser rubia, así que pensó que decolorar el cabello con lejía (cloro) sería una buena idea.

Según informa Unilad, la joven compró un producto llamado Prism Lights de SalonCare. Josie se aplicó el líquido en el cabello con la esperanza de lograr los reflejos dorados que deseaba.

La chica ya había decolorado su cabello dos veces anteriormente y no había tenido problemas, así que se sintió confiada de que todo iría bien, pero esta vez no fue tan fácil ni el resultado fue el que esperaba.

No está claro si la adolescente siguió bien las instrucciones del producto, ni se realizó la prueba de alergia 24 horas antes de aplicárselo, como se recomienda.

Todo salió mal cuando intentó aclararse el cabello con cloro

A los 20 minutos del proceso, Josie se dio cuenta de que algo estaba mal cuando sintió una intensa sensación de ardor en el cuero cabelludo.

La joven comenzó a perder grandes cantidades de cabello.

Luego percibió el olor a pelo quemado y rápidamente se aclaró el cabello para retirar los restos de productos químicos. Era demasiado tarde. En cuanto se pasó los dedos entre los mechones de cabello, éste comenzó a caer al piso de la ducha. Su cabello estaba severamente dañado, descolorido y desparejo.

Josie no podía creer lo que había sucedido, y todavía no está segura de qué causó que el cabello se cayera.

La adolescente pasó los siguientes tres días en casa llorando sin saber qué hacer. Luego, decidió buscar ayuda en línea, publicando sobre su experiencia en un grupo de belleza en Facebook.

Un peluquero local respondió a la llamada y logró “resucitar” el cabello, o lo que quedaba de su melena, después de cinco horas de arduo trabajo.

Sin embargo, Josie ha aprendido la lección y jura nunca volver a decolorarse en casa, reseña La opinión

Fuente: LaRepública