Saltar al contenido
7
Feb

¿Se viene guerra? Rusia deja por el suelo exigencias de Japón

Los conflictos territoriales entre Japón y Rusia empiezan a llegar a un punto caliente. El embajador de Rusia en Japón, Mijaíl Galuzin, cuestionó las declaraciones sobre el emplazamiento de contingentes militares extranjeros en las islas rusas de las Kuriles.

«Las declaraciones sobre un hipotético despliegue de tropas extranjeras en el territorio ruso son, como mínimo, inapropiadas», dijo Galuzin a Sputnik.

Además, el diplomático declaró que Rusia no debate en sus conversaciones con Japón la entrega de las Kuriles del Sur disputadas por Tokio.

«Ante todo, en las conversaciones con Japón no debatimos el tema de la soberanía sobre las Kuriles del Sur o temas vinculados a su entrega», subrayó. Según el diplomático, «la tarea que tenemos radica en que el desarrollo creciente de nuestras relaciones alcance un nuevo nivel de calidad».

«En nuestra opinión, este nuevo desarrollo de las relaciones supone, en primera instancia, que Japón reconozca en su totalidad los resultados de la Segunda Guerra Mundial», afirmó.

Conflicto territorial

Durante décadas, Tokio ha condicionado la firma del tratado de paz con Rusia, un asunto pendiente desde 1945, a la devolución de las islas Iturup, Kunashir, Shikotan y Habomai (archipiélago de las Kuriles del Sur), consideradas «territorios del norte» por los japoneses.

Japón se escuda en el Tratado Bilateral de Comercio y Fronteras que firmó con Rusia el 7 de febrero de 1855. Moscú, a su vez, subraya que esos territorios fueron traspasados a la Unión Soviética por acuerdos internacionales al término de la Segunda Guerra Mundial y que Rusia asumió la soberanía de dichos territorios como sucesora legal de la URSS.

vladimir putin disparando
Rusia considera que las islas le pertenecen tras el fin de la Segunda Guerra Mundial.

A finales de 2018, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y el presidente de Rusia, Vladímir Putin, acordaron impulsar las negociaciones sobre el tratado de paz en base a la declaración soviético-japonesa de 1956, el único documento reconocido por ambas partes.

El 14 de enero pasado en Moscú se celebró la primera ronda de las negociaciones entre el canciller ruso, Serguéi Lavrov, y su homólogo japonés, Taro Kono, en que las partes confirmaron la disposición de trabajar basándose en la declaración de 1956.

Fuente: Mundo Sputnik