Saltar al contenido
30
Nov

Siniestro hallazgo de la concursante de X Factor Ariel Burdett eriza la piel (Video)

Surgen detalles del  hallazgo del cadáver de la cantante Ariel Burdett en su casa de Leeds. La concursante de X Factor muerta en Inglaterra presentaba un corte en su cuello.

Detalles de la cantante de X Factor muerta en Inglaterra

La exconcursante del programa televisivo de talentos del Reino Unido “X Factor” Ariel Burdett, fue hallada muerta en su casa de Leeds (norte de Inglaterra) el pasado 12 de noviembre. Tenía una herida incisiva en el cuello, según han revelado medios británicos.

Un portavoz de la policía del condado de West Yorkshire detalló que “no hay circunstancias sospechosas” en torno a la muerte de Burdett, de 38 años, cuyo nombre real era Amy.

Según la investigación forense, empleados del casero de la vivienda donde residía la artista se presentaron en la propiedad el 4 de noviembre. Lo hicieron tras recibir advertencias por parte de los vecinos sobre la posibilidad de que sufriera algún problema.

La cantante no abrió la puerta ni respondió a las llamadas de esos empleados, que regresaron el ocho días después con un cerrajero y la encontraron muerta.

Consternación por la muerte de la cantante Ariel Burdett

Durante una audiencia en la Corte Forense de Wakefield, en la que no estuvo presente ningún familiar de la artista, la policía confirmó ante el juez que no consideran que haya circunstancias sospechosas alrededor del suceso. Así lo indica el tabloide “Daily Mail”.

Andrew Smalling, vecino de la zona y conocido de Burdett, declaró a “The Sun” que quedó conmocionado por la noticia y que la artista “había luchado contra sus demonios durante un tiempo”.

“Creo que se arrepentía de haber aparecido en ‘X Factor’, porque realmente era una buena artista y aquello, de alguna manera, la manchó”, declaró Smalling.

Burdett se hizo famosa en el Reino Unido al participar en una audición del “reality” de talentos en 2008, aunque no superó esa fase del concurso.

Ante las cámaras, la artista se arrancó el identificador que le había colocado la cadena de televisión y dijo: “Soy un ser humano, no un número”.

Al acabar su actuación, en la que utilizó diversos registros vocales y que se convirtió en uno de los momentos más recordados por el público del concurso, el jurado la calificó de “una completa y absoluta pesadilla”.

Fuente: EFE