Saltar al contenido
profanación de tumbas en el Vaticano
2
Jul

¡Susto! El Vaticano profana tumbas por un delicado motivo

La investigación del caso de Emanuela Orlandi, fue suficiente para iniciar una profanación de tumbas en el Vaticano. La niña de solo 15 años desapareció de forma misteriosa en Roma el 22 de junio 1983. Era hija de un empleado de la Prefectura de la casa pontificia y hasta ahora se sabe poco de su paradero.

Después de las denuncias de la familia, el vaticano decidió abrir dos tumbas del Cementerio Teutónico, donde los parientes de Emanuela Orlandi creen que pueden encontrarse sus restos.

La profanación de tumbas en el Vaticano

Se trata de una decisión histórica, marcada por el deseo de transparencia del cardenal Pietro Parolin, y apoyada por el papa Francisco. El objetivo es buscar la verdad sobre la desaparición de la joven hace 36 años. Hay que destacar que este es el presunto crimen más famoso de Italia aún sin resolver.

Alessandro Gisotti, director de la Sala de prensa vaticana, explicó que la medida se incluye en el ámbito de uno de los fascículos abiertos a raíz de una denuncia de la familia de Emanuela Orlandi. En los pasados meses señalaron el posible ocultamiento de su cadáver en el pequeño cementerio ubicado en el interior del territorio del Estado Vaticano.

El caso de Emanuela tiene 36 años y su familia desea respuestas de su paradero.

El misterio de Cementerio Teutónico

El Cementerio Teutónico, donde hay enterrados miembros de habla alemana de diversas instituciones religiosas en Roma, se encuentra en un área adyacente a la Basílica de San Pedro. La abogada de la familia Orlandi, Laura Sgró, recibió el pasado verano una carta con una foto de las dos tumbas del citado camposanto, con un mensaje anónimo:

«Busca donde está el ángel».

Familia de Emanuela presume que su cuerpo fue enterrado en el cementerio del Vaticano.

En el seno de la zona santa está la estatua de un ángel que tiene un folio con un escrito en latín: «Requiescat in pace» («Descansa en paz»). Según algunas reconstrucciones, desde hace años diversas personas depositan flores en la tumba. Lo hacen como en señal de piedad hacia Emanuela Orlandi, porque se dice que ahí está sepultada la joven.

Las operaciones de apertura de las tumbas serán el próximo 11 de julio, ante la presencia de los abogados de las partes, además de los familiares de Emanuela Orlandi y de los parientes de las personas sepultadas en las dos tumbas, donde hay una lápida funeraria dedicada a la princesa Sofía y al príncipe Gustavo von Hohenlohe, quien en 1857 fue nombrado arzobispo por Pio IX.

Fuente: ABC