Saltar al contenido
14
Ago

Tus problemas se pueden solucionar sumergiendo los pies en vinagre

Actualizado: 14/08/2019 13:44

Existen grandes beneficios al remojar los pies en vinagre, ya que ha sido durante mucho tiempo una solución estándar para muchos dolores y problemas.

Cuando se trata de tus pies, se ha sabido que el vinagre ayuda a los problemas de hongos, mal olor del pie, pie de atleta y más. Las propiedades ácidas del vinagre pueden incluso ayudar a ablandar la piel seca, ayudando contra los talones agrietados tan simplemente al remojar los pies en vinagre.

¿Cuál es el mejor vinagre para los pies?

El vinagre más común usado para remojar los pies es el simple vinagre blanco, disponible en cualquier tienda de comestibles. Además de usar vinagre blanco, otros vinagres podrían ser perfectos para lo que aqueje a tus pies.

El vinagre, te pueden ayudar en problemas de dolor y molestias para eliminar, hasta para conseguir unos pies suaves en cuestión de semanas.

4 beneficios de remojar los pies en vinagre

No importa qué tipo de vinagre utilices (aunque es mejor el vinagre de sidra de manzana orgánico), asegúrate de que la bañera o recipiente está impecablemente limpia antes de empezar.

No te preocupes por el olor a vinagre, ya que pronto se disipará. Las siguientes recetas para un buen remojo de pies curativo con vinagre, han demostrado que tus pies van a verse y sentirse mejor.

Cómo quitar el pie de atleta

El pie de atleta puede ser un lío maloliente y con picazón. Alívialo con cinco tazas de vinagre de sidra de manzana por cada galón de agua utilizada. Remoja tus pies durante al menos diez minutos para ayudar a aliviar el picor y la comezón que provoca el pie de atleta.

Haz esto todos los días durante diez días. Cuando saques los pies del agua, termina con una bola de algodón humedecido en vinagre y pásalo por toda las zonas afectadas.

Cómo quitar el mal olor en los pies

Para ayudar a combatir el mal olor de pies, se combinan dos partes de agua con una parte de vinagre. Puedes utilizar el vinagre de sidra de manzana o vinagre blanco para esto.

Añadir varias gotas de aceite de tomillo al agua también – esto ayuda a aliviar el olor. También, puedes intentar usar una mezcla de cuatro tazas de agua, cuatro tazas de vinagre y media taza de bicarbonato de sodio disuelto en el líquido.

Usa este remojo de pie en vinagre durante 15 a 20 minutos. Recuerda que nunca debes utilizar esta receta si tienes llagas abiertas, arañazos o cortes en los pies. Asegúrate de secar bien los pies, especialmente entre los dedos.

Vinagre para las verrugas y callos

El vinagre también se conoce como ácido acético, que es un exfoliante suave. Esto puede ayudar a disminuir la aparición de callos y verrugas. Mezcla partes iguales de vinagre blanco y agua caliente, luego remoja tus pies.

También puedes alternar entre el remojo metiendo los pies en agua caliente durante cinco minutos para que se ablanden, luego remojar en vinagre de sidra de manzana puro durante 15 minutos para trabajar los callos y verrugas.

También, puedes aplicar un algodón empapado en vinagre en el área del problema, poner una gasa o una bandita y dejarlo allí durante la noche.

Cómo eliminar hongos en las uñas

Mezcla dos partes de agua con una parte de vinagre y remoja tus pies en ella durante 15 minutos cada día. El vinagre de manzana es mejor, ya que tiene propiedades anti-hongos.

También, puedes utilizar un chorrito de Listerine en el agua para ayudar a acelerar la curación del problema de hongos.

Cómo quitar el mal olor en los pies

Advertencias

Aunque el remojo de pies en vinagre puede ser muy bueno para la mayoría de la gente, hay momentos en que se debe evitar.

  • Si tienes heridas abiertas, arañazos o cortes en los pies, no utilices el baño de vinagre.
  • Si tienes diabetes u otras enfermedades que afectan el flujo de sangre a los pies, ten mucho cuidado cuando se tiene un problema en el pie.

En la mayoría de los casos, tendrás que consultar a un médico y obtener un dictamen antes de utilizar el vinagre de esta manera.

Si usas el remojo con vinagre sobre una base regular y comienzas a notar una erupción cutánea, enrojecimiento, picor o irritación, estos baños de agua pueden ser irritantes para tus pies.

Esto es especialmente cierto, si tienes uno de los problemas enumerados anteriormente. Con el fin de solucionar este problema, puedes reducir la frecuencia de uso de este tratamiento, o puedes disminuir la cantidad de vinagre en la solución hasta que lo sientas cómodo para ti.

Pero si la irritación no desaparece, es el momento de dejarlo y hablar con un médico antes de reanudarlos.

Fuente: Paradigma Terrestre