Saltar al contenido
17
Ene

Una ciudad de Japón paga una gran cantidad de dinero por una increíble razón

Es tanto el deseo de no traer niños al mundo que el gobierno de una ciudad de Japón paga a sus habitantes para que tengan hijos, la historia más reciente es la de Katsunori y Kaori Osaka.

Estos jóvenes vivían en un apartamento demasiado pequeño en Nagoya, una ciudad de más de 2 millones de personas en el centro de Japón.

De acuerdo a CNN, ellos al igual de otras parejas jóvenes hicieron todo lo posible por criar a sus hijos en la ciudad, pero rápidamente se dieron cuenta de que la vida en ella era demasiado concurrida y costosa, con muy pocas opciones de cuidado infantil.

Cuando las personas tienen entre 20 y 30 años no pueden darse el lujo de vivir en un espacio más grande en una ciudad

Katsunori, menciona que catorce años más tarde tuvieron que mudarse a Nagi, donde creció. La ciudad agrícola adormecida en el oeste de Japón se ha convertido con el paso de los años en un caso de éxito en los esfuerzos del país por aumentar su tasa de natalidad que ha ido en descenso.

«Sabíamos que queríamos tener más hijos, pero no podíamos hacerlo allí»

Todo esto llevó al gobierno a pagarle a las parejas para que tuvieran hijos. Las familias reciben 100.000 yenes (879 dólares) por su primer hijo, 150.000 yenes (1.335 dólares) por su segundo hijo y hasta 400.000 yenes (3.518 dólares) por el quinto hijo nacido en la misma familia.

Cabes señalar que Nagi ha estado incrementando los pagos desde el 2004, aparte de que se ha ofrecido a dar otros beneficios para todos aquellos padres que aumenten la fertilidad, con el fin de aumentar la tasa de natalidad de la ciudad y contrarrestrar la tendencia generalizada de envejecimiento de las poblaciones de Japón.

Algunos de estos beneficios incluyen viviendas subsiadas, vacunas gratuitas, subsdios escolares y costos de guardería reducidos. De hecho en el vecindario en donde viven los Osakas, la mayoría de las parejas tienen tres o más hijos porque pueden y desean hacerlo.

Entre 2005 y 2014 la tasa de fertilidad de la ciudad, basado en el número promedio de hijos que una mujer ha tenido en su vida logró duplicarse de 1,4 a 2,8, algo que les valió un reconocimiento nacional generalizado.

Desde entonces, la tasa de fertilidad total de Nagi ha descendido ligeramente a 2,39, pero sigue siendo considerablemente más alta que el promedio nacional de 1,46. Hay que recordar que Japón sigue estando en un declibe demográfico constante desde la década de 1970.

En 2017, menos de 950.000 bebés nacieron, mientras que el número de muertes llegó a un máximo de la posguerra de 1,3 millones, de acuerdo a lo dicho por el Ministerio de Salud y Trabajo. La población total del país es de 127 millones y los niños representan solo el 12,3 % del total, comparado con el 18,9% para Estados Unidos, el 16,8% para China y el 30,8 % para la India, según las cifras dadas por el Gobierno. Para el 2065 se espera que la población disminuya a unos 88 millones.

Fuente: En Pareja