Saltar al contenido
3
Dic

Violó a su perrito pitbull y después asesinó a sus propios hijos (Detalles aberrantes)

Los niños Conner y Brinley Snyder murieron asesinados por su propia madre, Lisa Snyder, en Pensilvania, EEUU. El espeluznante asesinato de los dos niños en Estados Unidos causa impacto además por la aberración sexual de la mujer contra su perro pitbull. Además, porque la asesina dijo que el niño se suicidó y mató a su hermana.

El caso de los niños asesinados por su madre en Pensilvania

A la mujer, de 36 años, la arrestaron después de asesinar a sus dos hijos de ocho y cuatro años. No solo el abominable crimen contra sus hijos impactó a las autoridades. Durante la investigación, también causó consternación el descubrimiento de que la mujer violaba a su perro.

Los hechos ocurrieron en el condado de Berks, en Pensilvania, cuando la mujer habló al 911 para pedir ayuda al encontrar a sus dos hijos en el sótano de su casa inconscientes el 23 de septiembre. Al llegar las autoridades y los paramédicos, hallaron a los niños ahorcados. Los menores fueron trasladados al hospital más cercano para intentar salvarles la vida.

A pesar de los intentos de ponerlos en maquinas de soporte vital, los menores de edad Conner y Brinley perdieron la vida.

Según la versión de la madre, Conner era víctima de bullying en su escuela y había amenazado con quitarse la vida, pero no quería “irse solo”.

Madre asesina de Pensilvania violaba a su perro

Para investigar lo sucedido, las autoridades tomaron varios objetos de la casa, como celulares y computadoras, para hacer una investigación exhaustiva sobre el supuesto suicidio-asesinato de sus hijos. También se organizó la búsqueda de un perro, el cual se reportó como regalado antes del incidente.

Al empezar a investigar los celulares y computadoras, las autoridades se dieron cuenta que la madre de los menores fue la culpable de la muerte de sus hijos.

Sumado a esto, los agentes descubrieron que la mujer violaba a su perro raza pitbull que pesaba aproximadamente 22.6 kilogramos. La mascota fue regalada días antes de que sucediera el supuesto suicidio de sus hijos.

Tras enterarse de la culpabilidad de la mujer, las autoridades la detuvieron acusándola de homicidio en primer grado y homicidio en tercer grado. También la imputan por poner en peligro el bienestar de un menor y por tener relaciones sexuales con un perro.

Fuente: La Verdad Noticias